Son vinos producidos con la mínima intervención posible y para ser compartidos. No importa cuál elijas sino con quién lo tomes.

    Francisco y Matías Fraguas son los hermanos que están detrás de estas dos colecciones. Amigos que comparten diversas actividades,  crearon este proyecto en conjunto y se animaron a hacer sus propios vinos.

    Francisco es Ingeniero Agrónomo y Matías Licenciado en Administración de Empresas, y hoy nos presentan sus líneas Entreamigos y Tigris. Cada una se pensó para momentos distintos, con características y varietales diferentes pero tienen en común su fin: ser compartidos. «Que el abrir un vino sea la excusa de vernos y juntarnos con los nuestros, no importa si no conocés de vinos, qué mejor que poder disfrutarlos».

    Bodega Torreleones es la meca de producción, allí los hermanos «miman» los viñedos óptimos para sus productos y procuran su elaboración con la menor intervención posible para que el resultado sea lo más representativo de la fruta.

    Los «hermanos-amigos», como se autodenominan, siempre estuvieron involucrados en la bodega familiar pero desde hace aproximadamente dos años se hicieron cargo del 100%. La historia de la bodega en la familia Fraguas comienza en 2002 cuando el padre, Francisco Fraguas y su socio Emilio Corvalán -amigos de toda la vida- compran Torreleones para vender vino a granel. Al notar el gran potencial de la empresa, cuando los chicos se recibieron, quisieron darle una vuelta de rosca a la bodega y crear sus propias líneas, en las que los protagonistas fueran los viñedos.

    Y así es que se lanzaron a la producción y presentaron en sociedad a Entreamigos, un vino que promociona la amistad, los buenos momentos compartidos con la gente que uno quiere, la alegría y el disfrute.

    «Es un vino joven que no pasa por barrica, es fácil de beber y busca siempre que la uva sea la protagonista. En la bodega se hace la menor intervención posible, con levadura nativa sin agregado de azúcares. Buscamos que sea un vino que no exija comer, que sea rico y accesible».

    Este producto genuino tiene una etiqueta que al mirarla, te invita a planificar una juntada con tus familiares o amigos. Entreamigos  cuenta con la variedad Malbec, Cabernet Sauvignon y un Blend elaborado con un 60% de Malbec, 20% de Cabernet y un 20% de Bonarda. Además este año elaboraron «un blanco divertido», un corte de Chenin Blanc con Pedro Giménez al cual llamaron «Alianza de blancas». «Resultó un vino ideal para el verano, que se toma bien fresco, es frutal y con bajo grado alcohólico».

    «Lo más importante del nombre de esta línea es que lo registraron hace años nuestro papá y su amigo, y cuando les comentamos de las características del vino que queríamos hacer, nos dijeron que usáramos la marca», nos cuentan sorprendidos por cómo todo queda relacionado.

    Y a los meses, ya más afianzados en la producción «no tan industrializada», Francisco y Matías idearon una colección más compleja, armoniosa y con más presencia. Así nació Tigris, una «fiel expresión de cepas emblemáticas del hábitat argentino».

    «Viene con un mensaje distinto, de defender lo propio. El tigre es el felino más territorial del mundo, por eso decidimos hacer un Malbec porque es nuestra bandera, un Torrontés con uvas de Salta porque representa al país en el mundo vitivinícola y también uno con uvas criollas moscatel, una cepa bien de acá».

    Tigris es un vino que pasa ocho meses por barrica y que siempre sigue «el norte» de la menor intervención posible. Es para ocasiones más íntimas, para reuniones más reducidas y para acompañar un banquete gourmet.

    Bodega Torreleones. Redes: @bodegatorreleones. Web: http://www.bodegatorreleones.com. Enteamigos y Tigris se encuentran en vinotecas y  restaurantes de Mendoza y también poseen venta directa.