La numerosa banda, que ya es parte de la historia del jazz en la provincia, celebra una década en los escenarios con un repaso por todo su repertorio, en el Teatro Mendoza.

Descargate la App de Inmendoza y obtené 20% de descuento en las entradas para ver la Sparkling.



Una noche única y un viaje por las canciones que marcan su identidad es lo que promete el próximo show de la Sparkling Big Band, la banda mendocina de jazz y swing integrada por 28 músicos, que el jueves 21 de noviembre anuncia una fecha imperdible. Los diez años de carrera de esta formación y las canciones que han acompañado su recorrido, marcan a fuego su paso venidero por el Teatro Mendoza, con versiones de clásicos de la época dorada del jazz. Juan Pablo Moltisanti, creador y director del proyecto, conversó con Inmendoza y además de revisar los inicios de la «gran banda », compartió los desafíos de sostener un núcleo musical tan sólido.

¿Cómo surgió la Sparkling Big Band?

Sparkling nació, exactamente, hace once años. Tuvimos un año de preparación interna antes de salir a escena. La idea surgió de músicos y cantantes que decidieron encarar un proyecto de jazz. Tomamos la decisión de crear un grupo de swing cuidando todo lo conceptual al género, la formación, la estética y por supuesto, el repertorio. En días se corrió la noticia de que se armaba y en una semana conformamos la agrupación. El nombre salió de una tormenta de ideas y entre todos. Buscábamos algo simpático, pegadizo, alegre y que tuviera alguna connotación con el mundo del vino, algo común para una marca que proviene de Mendoza. Alguien nombró al sparkling wine (vino espumoso), nos gustó, entre tantos otros, y al indagar mejor, descubrimos que su significado no es sólo «burbujeante», sino que también es «chispeante», «brillante». Fue el mejor nombre que pudimos encontrarle a nuestra banda.

¿De qué modo delinearon el repertorio?

Lo que tiene el jazz y en particular, el swing, es esa «diversión» y simpatía de la que nos queríamos impregnar. Buscábamos masificar el jazz en una sociedad en la cual a no todos les agrada. Abordamos un repertorio muy sonante en el oído popular, lo encaramos con respeto y logramos cautivar al público que desconocía o no escuchaba jazz.

¿Qué referentes aparecen entre las canciones?

Inicialmente, al seleccionar el repertorio, nos apegamos mucho a Frank Sinatra, Michael Buble y Rod Stewart, entre tantísimos otros, y con el correr de los años, descubrimos una cantidad de artistas tanto del pasado como del presente que abordaron este género y que nos ayudaron a inspirarnos, influenciarnos… Y lo pudimos llevar a otros géneros, como el bolero o el rock nacional, encararando un repertorio más amplio bajo el concepto del swing. Otros referentes son: Ray Charles, Quincy Jones, Ella Fitzgerald, Etta James, Natalie Cole, Cole Porter…

¿Cómo es acordar con 28 músicos, desde lo musical y lo personal? ¿Tocan siempre todos o dependiendo de la fecha, la banda se divide?

Es la parte mágica del grupo. De manera ininterrumpida hemos sostenido entre todos un ritmo de trabajo constante, con una mecánica que nos ayuda a sostener el proyecto en el tiempo. Creo que la pasión de todos, el compromiso personal, las ganas de pertenecer a una agrupación de estas características, y tantos otros puntos, hacen que Sparkling siga presente y vigente. Desde lo musical, siempre tuvimos en cuenta al ejecutante y no al instrumento, eso nos ayuda a darle al músico la posibilidad de que aporte su impronta musical personal; a la vez la mecánica de trabajo es siempre grupal, eventualmente por secciones, pero el truco está en que estas formaciones deben ensayar el ensamble y empaste de instrumentos. Obviamente que cuando una actuación se aproxima, los ensayos se vuelven más intensos con el fin de pulir hasta el último detalle.

¿Cuál es la estética que quisieron darle y de qué momentos es buena compañera, la Sparkling?

El concepto y la estética responden a una época donde las formaciones de big bands tenían una manera de plantarse sobre el escenario. Sparkling siempre se ha adaptado a los eventos que se le han presentado. Pero ejecuta una música que invita a bailar en la pista, divertirse, como así también emocionarse desde la butaca de un teatro. A lo largo de estos diez años, hemos visto muchas sensaciones provocadas en nuestro público y nos da mucho placer.

¿Cómo celebrarán esta década en el Teatro Mendoza?

El 21 de noviembre estaremos concluyendo este repaso por los 10 años de historia, en el cual nuestro repertorio ha dejado recuerdos en el público que siempre nos pide volver a ejecutar. Hay un par más de actuaciones para este año, pero aún no develaremos esa info.

En tu caso, ¿sos parte desde el principio?

En lo personal, fui uno de los creadores y tuve el honor de estar siempre al frente de todo el proyecto. Y repito la palabra «honor» porque es muy fuerte ver cómo grandes músicos, a quienes yo respeto y admiro, entregan su confianza y su apoyo incondicional a las locuras que surgen. Eso ha sido durante todos estos años una gran caricia al alma que me abrió la cabeza y la manera de entender y disfrutar la música, desde un punto despojado de egos, pensando siempre en que uno hace esto, más allá de lo económico, por el disfrute mismo, el compartir con amigos y el hacer lo que uno ama: la música. Impagable lugar me dieron y les agradezco a todos el privilegio y la confianza.

Integran la Sparkling Big Band: Trompetas: Zurab Tchriskishvili, David Tchriskishvili, Carlos Álvarez, Alejandro Giménez. Trombones: Juan Romero, Juan Flores, Job Berón, Gerardo Toro. Saxos: Poly Castillo, Agustina Guillén, Oscar Campos, Gastón Secchi, Diego Romero. Cuerdas: Carmen Nicotra (violín), Miguel Cotignola (violín), Mara Penna (viola). Base Rítmica: Fernando Moncada (batería), Rubén Ripamonti (contrabajo), Rubén Martínez (guitarra). Maderas: Fátima Barrio (oboe), Juan Manuel Ojeda (flauta). Cantantes: Lorena Miranda, Valentina Grattón, Fernando Costábile, Alejandro Cohen, Alma Gorelik. Piano, arreglos y dirección: Juan Pablo Moltisanti. Locución: Sergio Coco Gras.

Sparkling Big Band se presenta el próximo 21 de noviembre, a las 21.30 hs., en el Teatro Mendoza (San Juan 1427, Ciudad) para celebrar una década con la música. Con la app de Inmendoza tenés 20% de descuento en las entradas.

Descargate la App de Inmendoza y obtené 20% de descuento en las entradas para ver la Sparkling.