Valeriano Padilla Andresen le pone cuerpo, voz y melodías al proyecto que desde 2018 comparte con el productor y músico «ussi», Joaquín Driussi.

    A veces no se entiende bien la relación Padawvn & ussi. Cuando empecé con este nombre, en 2017, lo hice las primeras veces solo y un año más tarde nos conocimos. A partir de entonces llevamos adelante este proyecto musical donde yo escribo letras, pienso melodías y salgo al escenario mientras que él produce los temas, hace las instrumentales, mezcla o masteriza, aunque también maneja gráficas y redes», dice Valeriano Padilla Andresen, a poco de cumplir 20 años. «Con Joaquín Driussi funcionamos bien y hemos encontrado una linda manera de producir», apunta el referente del trap y el freestyle local.

    «Padawvn» surgió asociado a su apellido (Padilla), por parte de su aliado desde la niñez, Bruno Beguerie Petrich (Perras On The Beach). Es, además, un enlace a la cultura Star Wars  a través del «padawan», personaje conocido por ser un aprendiz Jedi. La iniciación de Valeriano en la música ocurrió cuando transitaba el segundo grado de la primaria, cuando también era alumno de la escuela musical de Joe Moya, «Estudio 39». Y fue gracias a esos talleres como ganó experiencia en las presentaciones públicas durante las muestras de fin de año. En ese núcleo surgió, entonces, la banda de chicos «Castor Miope». Más tarde compartió una de corta duración y covers junto a Bruno y Lucca Beguerie (Usted Señálemelo) y su hermano Juan Julián Padilla (actual bajista de Trílicos).

    A fines del 2018, Padawvn presentó su primer disco de trap, «2mildiezy8», que tiene mucho del semillero hip-hopero que compartió inicialmente en espacios públicos como las plazas. Con estas once canciones fue invitado a festivales como el Provincia Emergente en La Plata o el Indie Fuertes en Mendoza, dos shows que atesora. Tenía previsto ahora presentarse en Rosario y Capital Federal, y compartir algunos de los temas que se vienen, así como presentar el álbum que previo a la cuarentena lo mantuvo ocupado junto a ussi y Cíclope, de la mano ilustradora de Francisco Elce Fabbretti (Boneculto). Se llama «Play Dos Chipeada» y tiene mucho de la cultura de los videojuegos que tanto les copa, reflejada en la música.

    «Luego sacaremos otro disco con ussi, que sería la continuación de nuestro álbum debut, con un estilo parecido aunque renovado y más tirado al pop», comenta. «En mi caso escuché mucho hip hop de chico, de adolescente no tanto y hace un tiempo  fui más consciente del género. Creo haber desarrollado más que nada el trap, con énfasis en las melodías, pensando bien en las armonías y en la fluidez puesta para que las canciones suenen con toda la calidad que le buscamos dar». Con letras que se actualizan en cada vivencia y recuerdo, Padawvn siente que su mundo cambiante vuelto carne es un mensaje de libertad y amor por la música. «Creo que las nuevas generaciones estamos intentando darle una cara al mundo o a lo que queda de mundo, con lo que tenemos, vivimos y pensamos», dice.

    ¿Qué escucha? Le gusta la música extranjera y encuentra preferencias en Travis Scott, Kendrick Lamar, Tyler The Creator, Post Malone, Childish Gambino o BCA, Alejo Acosta (El Quinto Escalón) y Neo Pistea. Blues y jazz marcan otros estilos favoritos en toda su amplitud. En su propio camino la guitarra ha sido compañera fiel, tanto así que cada vez cobra más fuerza la idea del proyecto solista y acústico que grabará en cuanto pueda. En esta faceta se presenta como Valeriano y próximamente irá por su primer EP. «Son canciones más personales y tranquilas, más melancólicas y nostálgicas. Las he presentado en algunos barrios de Mendoza y con suerte las grabaré en Fader Records para que queden muy lindas», cuenta el joven que de niño soñó vivir de la música y formar un equipo para hacerlo. Y lo está haciendo.