Mario Breuer produjo discos de Charly García, Luis Alberto Spinetta, Calamaro, Fito Páez, Los Redonditos de Ricota y otros grandes de la música argenta. Está en Mendoza para llevarnos de viaje por la historia planetaria del rock and roll.

    La historia del rock nacional no se puede contar sin hablar con Mario Breuer, el ingeniero de sonido y productor musical que le dio identidad a la música de los 80.

    Nadie más autorizado que Breuer que ha dejado su impronta y estilo de producción en 4000 discos de artistas de Argentina y Latinoamérica, entre ellos Sumo, Charly García, Soda Stereo, Virus, Gustavo Cerati, Luis Alberto Spinetta, los Redonditos de Ricota, Andrés Calamaro, Fito Páez, Fabiana Cantilo, León Gieco, Serú Giran, Los abuelos de la nada, Los enanitos verdes y muchos más.

    Las anécdotas de Mario Breuer, ingeniero de sonido de Charly García, Andrés Calamaro, Soda Stereo y Los Redondos | TN

    Pero sus intervenciones no se quedan en las glorias del pasado, hoy trabaja junto a Alejo y Valentín y otras bandas emergentes que van del manso indie mendocino a enigmáticos sonidos con tintes folclóricos como los de Vislumbre del Esteko, un grupo de Santiago del Estero que fascina a Mario.

    ¿Estás coproduciendo el último disco de Alejo y Valentín, conocés a otros músicos de Mendoza, de la era del manso indie? 

    Alejo y Valentín son músicos excepcionales, conozco bastante la movida musical de Mendoza, manso indie o el indie manso, que ya no es más ni manso ni indie porque no se qué pasa que no quieren identificarse con ese nombre. Te hablo de Pasado Verde, Gauchito Gil, Spaghetti Western, José Lucano, que de alguna manera estaban muy cerca de Usted Señalemelo, esa gran banda, quizás los primeros, que espero vuelvan a tocar juntos.

    Con Alejo y Valentín, nos conocemos hace tres años fue un muy buen encuentro y estamos viendo los frutos, acaban de sacar el tema que co-produje con ellos, Cuál es tu deseo, y que formará parte del nuevo disco que estamos trabajando. Son dos grandes músicos y estamos haciendo un album tremendo, lo estoy disfrutando.

    Alejo y Valentín encienden las «Noches de Fogón» – INmendoza

    Trabajaste con los grandes del rock nacional, la música de los 80 marcó una época, ¿qué planteas se alinearon para que eso sucediera?

    El rock argentino se dio porque somos ese crisol de razas con una gran mezcla de etnias e influencias. Vos fijate tenemos el tango, también sonidos folclóricos y una mezcla culural que hizo posible que aquí surgiera el rock primero, en referencia a Latinoamérica, y de una manera muy especial. Hay cuatro países que son grandes productores y consumidores de rock: Ingalterra, Estados Unidos, Australia y Argentina. Pero el rock sigue muy vigente, tal vez no con la presencia que tuvo en su momento, pero sí hay referencias permanentes. El pop que hoy ocupa toda la escena, tiene muchas influencias del rock. Por ejemplo, ahora estoy mezclando un disco de Los Gardelitos que tiene sonidos de un rock muy de ahora. ¡Además las camperas de cuero se siguen usando! (risas).

    Breuer Calamaro

    ¿Pero cuál es el secreto de los discos de los 80? Andrés Calamaro dice: sin Mario, la música de los 80 no hubiese sonado así, inclusive las nuevas generaciones la siguen escuchando.

    Teníamos una tecnología con la que el sonido ya crudo, estaba bueno, sonaba muy bien.  Los micrófonos alemanes que captaban las voces y que después pasaban por compresores grandotes y las válvulas, le daban un caracter especial. La década del 80, y te diría también los inicios de los 90, fue una época de búsqueda constante de nuevos sonidos, nuevas texturas, todas las semanas salían discos que en algún punto te rompían la cabeza, no solamente en la Argentina, en todo el mundo se hacían discos increíbles. Pero a mí no me vas a escuchar nunca decir que todo tiempo pasado fue mejor, hoy lo digital se ha puesto muy interesante, quizás necesita otro tipo de aditamentos, pero se logran resutados muy buenos también. Es necio negarse a la tecnología, hay que saber sacar lo mejor que te ofrece y aprovecharlo.

    Spinetta, Y Los Socios Del Desierto Vinilo | Envío gratis

    Sin embargo, en cuanto al soporte, hay un revival del vinilo

    Te voy a decir algo, a mí los vinilos me dieron muchos dolores de cabeza, sobre todo los que se hacían en Argentina, que se rayaban de nada o se te partían. El sonido del vinilo es muy particular pero requiere un cuidado muy especial. Creo que hay como un culto por el vinilo, conozco gente que se trae 50 vinilos de afuera y no los saca del sobre, no los escucha por miedo a que se arruinen, los tienen como un objeto de valor. Para otros esuchar un vinilo es como un rito, tienen equipos muy costosos y se sientan con un buen vino a escuchar el disco. Yo ni siquiera tengo dónde escucharlo, imaginate que un amigo me mandó un vinilo de Perú y voy a tener que irme a lo de Tweety (González) a escucharlo. Después vinieron los discos compactos que nos parecían algo increíble, sobre todo por la portabilidad y que se te podían caer que no se rayaban ni se rompían.

     

    Mario Breuer Foto por MARTIN LUCESOLE Alta 2

     

    Mario Breuer y el periodista Dany Jiménez hacen un espectáculo cultural musical denominado «Viaje a la historia y el sonido, 60 años de Cultura Rock», el tránsito entre estilos, tendencias y vanguardias que conformaron un espacio en donde las distintas generaciones inventaron su propio mundo. Recorren más de sesenta años de música rock en Argentina y el mundo, en una experiencia que se iniciará con el blues americano de posguerra y que llega hasta nuestros días.

    El encuentro atravisa géneros y estilos como el blues, el folk, el rock, el pop, el country, la electrónica, el rock progresivo, el rap, el hard rock, el reggae, el punk, la psicodelia, el jazz-rock, el soul, el funk, el glam rock, el synth-pop, el dark, la new wave, el heavy metal y la música experimental.

     

     

    Sobre la historia del rock y ese viaje que proponen con Dany Jiménez, desde los 50 en adelante, ¿qué se puede esperar?

    En la charla contextualizamos política y culturalmente cada una de las etapas, desde la la leyenda de Robert Johnson hasta la psicodelia de Tame Impala, proyecto musical que surgió en Perth, Australia, formado por Kevin Parker.

    10 de junio de 2022