La casa de arte de Ciudad se suma como galería al encuentro de artes visuales de la provincia. Al igual que las obras de los otros espacios, todas las producciones estarán a la venta.

Una oferta diversa será la matriz que atraviese la primera edición de la Feria de Arte de Mendoza. Galerías y artistas, coleccionistas y público caminarán los pasillos rodeados de las obras, las propuestas y los recortes que cada proyecto eligió para compartir durante la realización del encuentro.

Los laterales de La Báscula estarán destinados a pinturas, dibujos, grabados, fotografías y arte textil, mientras que en el centro de la escenografía habrá esculturas e instalaciones, además de un espacio con gradas destinado a bailes y performances. En el caso de Piazza Casa de Arte (Paso de los Andes 1421, Ciudad de Mendoza) tendrá su lugar de intercambio y exposición con obras que van desde lo utilitario a lo figurativo y lo conceptual, en una gran variedad de materiales, soportes y expresiones.

«Piazza es una galería de promoción y venta dedicada a los artistas mendocinos emergentes y consagrados. Decidimos sumarnos a FAM porque es una excelente oportunidad para acercar las obras al público que normalmente no va a una galería y mostrarle que el arte local representa un consumo cultural tan atractivo como cualquier otro. Además esperamos que la Feria crezca en el futuro y surjan proyectos en colaboración con los actores culturales de Mendoza, las galerías, los artistas, las empresas y el Estado, para hacer crecer la actividad cultural y comercial en la provincia», comenta su responsable, Facundo Piazza.

Del 29 al 1 de setiembre, esta casa de arte se traslada a la Nave Cultural con los trabajos de algunos de los artistas con los que ya ha trabajado: Doménico Cirasino, Octavio Joaquín, Fernando Rosas, Guillermo Rigattieri, Juan Del Balso, Martín Villalonga, Ariel Toba, Alejandro Spano, Marcos Mut, Francisco Bustos Arteaga, Pablo Comadrán, Cayetano Arcidiácono, Andrés Casciani y Bernardo Rodríguez.

«Optamos por una propuesta que combina estéticas más clásicas con otras contemporáneas. Consideramos que la escultura está teniendo un despertar particular en el mercado del arte mundial y el circuito local no es ajeno a esto. En la galería también se brindan cursos de casi todas las disciplinas y los profesores son artistas locales de gran talento y por los que hay un gran respeto en el medio», comparte el galerista.

«En primavera y verano hacemos ciclos de jazz, tango y teatro al aire libre en nuestro patio, que funciona como espacio de usos múltiples, pero siempre dando un lugar a la expresión de los artistas y a una propuesta nueva y atractiva para el público mendocino y los turistas que nos visitan», agrega este gestor que desde los inicios del proyecto se propuso hacer del arte un encuentro cotidiano, sensible y comprometido.