Compartir un vino con buena música, de pie o en banquetas, con tapeos de productos regionales es la propuesta de este nuevo espacio a pasos de la Arístides.

Como sucede en otros lugares del mundo y en otras provincias argentinas, las propuestas al paso son una alternativa para quienes disponen de un tiempo para pasar un momento sin tanto protocolo. Vinitos apuesta por ofrecerle al público turista y local una opción precisa y de pie (o en banquetas): una copa de vino, una tapa y buena música. Ubicado en la calle Tiburcio Benegas la nueva barra de vinos toma de España sus mejores costumbres por un precio más que accesible.

01

«Toda buena noche empieza con un vinito», dice su mentor, un mendocino que durante seis años vivió en Granada y se contagió del buen hábito de compartir una copa y una tapa al mejor estilo europeo. En Vinitos, los momentos suceden afuera, sobre la vereda, o en el interior, donde sobresale un mural pintado por Jermindo, las paredes color borravino y las botellas exhibidas detrás de la barra o en la expendedora de vinos que contiene el espacio. Barricas de roble y piezas de metal recicladas son también parte del lugar, que dispone de una pequeña sala de degustación.

Con la bebida nacional bien en alto, la idea es que quien elige este bar pruebe nuevas etiquetas, se reúna con amigos y deguste una tapa con ingredientes regionales que acompañen la partida. Entre las próximas novedades, se viene un patio para disfrutar aún más del aire libre entre sabores mendocinos con espíritu global.

 

 

Tiburcio Benegas 716 de Ciudad, el espacio abre sus puertas de martes a viernes de 19 a 2 de la mañana

 

Artículos Relacionados