Lo anticipa Gonzalo Palacio, embajador en Argentina de la marca de whisky The Macallan. Se trata de un bar exclusivo con shop y museo de destilados, entre otras novedades.

    La obsesión puesta en la calidad ha sido la impronta de The Macallan desde que Alexander Reid la fundara en 1824 en una meseta situada sobre el río Spey, en el noreste de Escocia. Esta prestigiosa destilería está rodeada por una finca de 196 hectáreas, en cuyo corazón se encuentra la Easter Elchies House, una casa que data del 1700 y que forma parte de este asombroso mundo del whisky.

    Gonzalo Palacio es brand ambassador de la marca en la región y la figura pública autorizada para hablar de ella. Además de atender los distintos mercados, su foco está puesto en el marketing, la organización de capacitaciones a personal gastronómico y enológico, y el desarrollo de cenas maridadas y experiencias sensoriales para consumidores.

    ¿Qué representa The Macallan en el universo del whisky?

    The Macallan fue una de las primeras destilerías de Escocia con licencia legal. Desde su creación, nos hemos labrado una reputación como uno de los principales whiskys single malt del mundo. La creación de The Macallan se basa en las influencias y los aportes vitales procedentes de España, Norteamérica y Escocia, así como en sus respectivas materias primas naturales, acompañadas por la habilidad con la que se trabaja mediante métodos tradicionales.

    ¿Dónde viviste la cuarentena y qué proyectos te esperan en Mendoza?

    Actualmente estoy en Mendoza junto a mi pareja, la reconocida referente de coctelería Sabry Rodríguez Cuack, con quien estamos lanzando un nuevo emprendimiento llamado «The Garnish Bar & Atelier» en la calle Colón 670 de Ciudad. Estamos peleándole a esta cuarentena, pero muy tranquilos porque el concepto es único y creemos que a Mendoza le encantará.

    Por otro lado, tenemos junto a mi maravillosa familia, nuestros propios emprendimientos en Buenos Aires, los famosos y reconocidos irish pubs «Down Town Matías» desde 1973; «The Embers», el clásico pub americano y algunos emprendimientos más junto a socios que mi padre nos dejó de herencia.

    ¿En tu caso cómo conectaste con la industria del whisky?

    Desde muy pequeño acompañé a mi papá en la gastronomía, por lo que me defino como un gastronómico por herencia. A los 14 años tuve mi primera noche como cajero de uno de nuestros bares y luego pasé por varios puestos, hasta que en el 2004 me fui a vivir a San Martín de los Andes, donde abrí mi propio bar. Fue un éxito rotundo; estuve ahí durante siete años hasta que pude comprar mi casa, siempre con la ayuda del gran José Luis Palacio. No sólo fue mi padre sino mi amigo y la persona que siempre me apoyó hasta su último día.

    ¿Qué ocurrió después?

    Mi papá me presentó a Miguel Ángel Reigoza, mi segundo padre, dueño del Museo del Whisky, la Whisky Malt Argentina y el programa Mundo Whisky, propietario de una de las colecciones de whisky privadas más grande del mundo. A fines de 2016 comencé a trabajar para The Macallan en Argentina con el apoyo de mi referente en la industria, Joe Cabassa.

    ¿Cuáles son las recomendaciones para degustar una medida de whisky The Macallan?

    La primera respuesta es disfrutalo como quieras, de la manera que más te guste. En cuanto a las recomendaciones, sugiero que si lo vas a tomar en puro, primero aprecies el color, que es 100% natural. Luego su aroma, con inhalaciones suaves y cortas; siguiendo veremos si realmente la promesa entre el color y el aroma se cumpla en boca. Si querés apreciar más aroma agregar unas gotas de agua fría, como máximo un 30% de la cantidad de whisky. Si sos de los cócteles les dejo uno para acompañar el ritual del asado. En un vaso trago largo lleno de hielo introducir 45ml. de The Macallan Triple Cask 12yo, completar con ginger ale, soda o tónica. Luego colocar piel de limón, extrayendo sus aceites esenciales sobre el vaso y finalizar con una hierba aromática como cedrón o burrito.

    Sin duda ahora que se acerca el Día del Padre recomiendo que le obsequien gratitud con un The Macallan, que en Mendoza está disponible en Go Bar, 1130 Drinks o en www.brancastore.com.ar

    ¿Cómo será «The Garnish Bar & Atelier»? ¿Qué representa este proyecto para ustedes?

    Será un espacio para vivir experiencias de diferentes estilos. El fuerte es la coctelería, sin duda alguna, pero brindaremos cursos de coctelería y de destilados. Además tendremos un shop donde podrán elegir destilados para su casa. Junto al Museo del Whisky tendremos todas sus marcas, herramientas de coctelería y cristalería. Este proyecto representa lo que somos, gastronómicos. Amamos ser anfitriones, que la gente disfrute y aprenda, siempre cuidando a nuestros clientes. El concepto será con reservas y muy exclusivo, ya que se podrán sentar en el bar un máximo de 30 personas, mientras que las otras personas que vengan podrán vivir otras experiencias en otros sectores. Apuntamos la apertura para julio.

    Yo seguiré full time para mi marca; disfruto muchísimo de mi trabajo y no lo cambio por nada, pero mis raíces gastronómicas están y con una apuesta muy fuerte en Mendoza acompañado de la mejor socia que puedo tener.

    Retratos: Ph Martín Orozco