El hall cultural de Chacras inauguró un paredón pintado por Juan Montivero, luego de que la cerveza se asociara con el espacio para comunicar su marca con arte.

Me llamo Juan Montivero, mi pseudónimo artístico es Dzhon, tengo 24 años, soy estudiante de diseño gráfico, ilustrador y artista urbano. Nací en Mendoza y empecé a pintar en el 2010», se presenta el ganador de la «competencia» Taverna Art Jam.

El artista Amadeo Seguy obtuvo el segundo lugar. Esta convocatoria reciente, pensada como un incentivo para la creatividad y experimentación de muralistas jóvenes, tuvo como objetivo representar a través de una obra, el espíritu de la cerveza Grolsch en conjunto con el de Taverna Culture Hall.

 «Me enteré del concurso por medio de las redes sociales y me interesó participar por el gran flujo de interacción que iba a tener la pieza en caso de ser seleccionada. Mi propuesta fue tomar las dos marcas para expresar frescura, color y creatividad, así como la personalidad desestructurada del arte urbano llevada a un producto. El mural lo hice en un día, exclusivamente con aerosoles. Me divertí mucho en el proceso creativo, ya que la improvisación y el color jugaron un gran papel en el desarrollo del proyecto», comparte Seguy.

El concurso, válido para artistas de todo el país, fue con temática, materiales y técnica libre. El primer premio recibió $15.000, el segundo un cajón de Grolsch y el boceto más votado en las redes, aún sin develarse, vouchers por $5000 en Taverna. Durante la noche de exhibición se realizó un encuentro con degustación y promociones especiales de la cerveza de origen holandés, y hubo otro miércoles escénico con música en vivo de Sasha Nazar & Bernoberas, además de una muestra de los trabajos pre seleccionados.

«El arte urbano para mí es un medio de expresión libre, divertido y genera vida donde esté. Me alegra que una afición que tengo desde pequeño se puedo convertir en una actividad laboral», expresa el joven ganador.

Video: Gastón Barros