Rodrigo habló con Inmendoza y reveló algunos de sus tips para preparar delicias en casa y experimentar sabores.

Rodrigo o Roro -como todos lo reconocen- es un aficionado a la pastelería y las horas que pasa en terapia intensiva con los recién nacidos -dado su título de médico neonatólogo- las alterna con su amor y pasión por preparar tortas de sabores exóticos.

El correntino que eligió Buenos Aires para vivir emprendió su negocio Le Roro Cakes y hoy sus pasteles son todo un éxito, tanto que revista Caras le encargó un diseño exclusivo para Mirtha Legrand y otro para el 26° aniversario de la publicación, el cual dejó boquiabierta a Susana Giménez.

En su primera visita a Mendoza, conversamos con él y conocimos cómo es el proceso de elaboración de sus delicias. Claro, aprovechamos la ocasión para pedirle tips para que a la hora de hornear en casa, lo hagamos a la perfección y nos luzcamos con el resultado.

«Me gusta mucho lo vanguardista y lo abstracto. El arte, la moda y la música me inspiran y amo el arte Drag Queen», cuenta Roro, quien se dedica a experimentar sabores en su pastelería; es así que elabora tortas de wasabi, fernet, Malbec, Blumbey, morrones, albahaca y ajo negro.

«Yo no quería hacer lo mismo que todos así que me puse a innovar y una vez, estando de guardia, dije ‘chocolate con Malbec’. La preparé y rellené con mermelada de frutilla con rosas y buttercream de merengue italiano», revela y agrega: «Al conocer Blumbey, el vino a base de néctar de flores, reversioné la receta con harina de almendras y ese vino; y para el relleno escogí chocolate blanco y el dulce de mandarina con azafrán, quedó increíble».

Sobre la torta con wasabi, confiesa que su relleno fue mutando y que encontró a su aliada en la mermelada de peras con jazmín; le suma además chocolate blanco y frutos rojos. «Con pistacho queda exquisita». Y la que lleva fernet, la prepara con buttercream de chocolate amargo o caramelo y pimienta rosa «para que queda explosiva y riquísima».

Al probar sus pasteles, lo primero que uno nota es la esponjosidad y humedad del bizcocho y esto se debe a que Roro lo hace con la bebida en cuestión -no lo moja- y que en vez de manteca, utiliza aceite. Además confió: «Yo hago el bizcocho, lo dejo descansar en la heladera 24 o 48 horas, lo relleno y al otro día recién armo la torta».

Además, al tener servida una porción de sus pasteles, salta a la vista su «obsesión» para que le salga el bizcocho y el relleno bien derechos. «Hay tips en el batido, que lo hago a velocidad media alta y así genero una buena espuma; en pesar la mezcla para cada molde; y en el horneado, la cocción debe ser a un horno más bajo de lo que aconsejan, siempre lento».

Y para manejar rellenos altos, Roro cuenta: «Yo tengo todo pesado. Si es una torta de 16 cm., cada capa lleva 200 grs. y si es una de 20, 300 grs. Entonces siempre queda perfecto».

¿Qué ingrediente común de la heladera pueden despertar la visión de una torta?

Lo que hay que hacer es tener imaginación porque la receta está y solo hay que agregarle un ingrediente como rúcula, albahaca, espinaca, acelga, morrones y es ir cambiando sólo eso. 

¿Hay que tener un don especial para la pastelería?

No, solo inventiva, buscar inspiración donde sea. Por ejemplo, mi decoración está basada en fotografías, moda, paisajes… No miro otras tortas sino que busco la inspiración en otro lugar.

Fotos: Gentileza Roro