El joven se prepara para convertirse en el mejor bartender del continente. Su cóctel estrella se llama Barrilete Cósmico.

    Hace tres años Jonathan Piccolo (30) se fue a vivir a Brasil para trabajar en un bar ubicado en Vitória, capital de Espírito Santo, el estado que se encuentra al norte de Río de Janeiro. Anteriormente trabajó en diferentes bares de Mendoza y hoy se prepara para cumplir un sueño: convertirse en el mejor bartender de América. casa chorizo»

    Jonny representará a Argentina en el Panamericano de Coctelería 2021 en Colombia. Semanas atrás clasificó en las eliminatorias nacionales, donde obtuvo el puesto 2 en la categoría Coctelería Clásica. «Estoy con la cabeza a mil, pensando bastante, muy enfocado», cuenta el joven. «Nos falta el reglamento que todavía no llega para empezar a construir un cóctel y comenzar con los entrenamientos. Estoy muy ansioso», confiesa.

    Este año, a causa de la pandemia, la competencia de cada país no pudo ser presencial, por lo que se llevó a cabo a través de un video donde cada participante debía preparar un cóctel de autor y servirlo en cinco copas, siguiendo un reglamento único.

    «Barrilete cósmico» es el nombre del trago que lo llevó al segundo lugar de las elimintarias nacionales y le permitirá competir entre los mejores bartenders del continente. Sus ingredientes son: Luxardo Maraschino, fernet Branca, ron Havana Club 7 años, zumo de pomelo y un almíbar de mango especiado con granos de café.

    Actualmente Jonny lleva adelante un emprendimiento que le ayuda a ahorrar dinero para su viaje a Colombia. Además, desde Dona Raposa, el bar donde trabaja en Vitória, se han comprometido a ayudarlo para costear los gastos. «En Brasil estamos en cuarentena, por lo que no estamos trabajando. Se puede abrir al mediodía, pero el bar en donde trabajo decidió no hacerlo, así que estamos esperando las nuevas normas del gobierno para ver cuándo podemos empezar, aunque sea con horarios reducidos. Yo estoy haciendo alfajores de maicena para juntar un poco de plata para irme tranquilo», explica el joven.

    Jonathan estudió en el Instituto de Alta Gastronomía Arrayanes, y fue su profesor, Luis Morales, quien lo llevó a hacer una pasantía a El Chiringuito, reconocido bar de Chacras, en 2016. Rápidamente fue ascendiendo hasta ser jefe de barra y allí ejerció durante tres años. Luego estuvo en Ground donde se convirtió en head bartender. «Después de eso Lucho (Luis Morales) me dio la posibilidad de empezar a dar clases de coctelería junto a él, y de ahí salió la oportunidad de venir para Brasil».

    A la hora de crear nuevas combinaciones, Piccolo explica que le gusta trabajar con cócteles cítricos, y basarse en el color, el aroma y construir un equilibrio.«Me gusta indagar al cliente y construir algo especialmente para él en base a sus gustos. Si bien me gustan los clásicos, soy muy apasionado por la coctelería de autor y crear una experiencia».