El próximo fin de semana, el chef mendocino será el anfitrión de una serie de encuentros donde el vino, la nieve y los sabores de bodega agasajarán a clientes e invitados del valle.

Por primera vez en su faceta de cocinero en el centro de esquí más destacado de Mendoza y uno de los más importantes de América Latina, el chef Lucas Bustos deleitará a un grupo reducido de invitados en diferentes puntos del valle. Se trata de una secuencia de encuentros organizado por Inmendoza junto a Las Leñas que ensamblan nieve, delicias gastronómicas y los vinos de las bodegas participantes. Bustos cocinará para invitados especiales durante el próximo fin de semana largo en los distintos espacios del valle durante el mediodía, el atardecer y la noche.

«Como mendocinos creemos que el vino tiene que estar presente en Las Leñas y que debe ser parte del entorno y de la vida de este motor turístico que funciona durante todo el año. De la mano de Bodega Trapiche, Casarena y Ruca Malen cocinaremos en los hoteles Piscis y Escorpio intentando, si el clima nos acompaña, integrar los encuentros con el aire libre para proponer una comida en un entorno realmente atrapante y diferente», explica este referente de la cocina cordillerana, que aprovechará su estadía en Malargüe para disfrutar del esquí.

«La cocina y los platos elegidos representarán lo que hacemos en las bodegas, con lo cual habrá vegetales de las huertas orgánicas, ingredientes de producción propia y de la granja, quesos provenientes de Buenos Aires, carnes para asar en los fuegos y los vinos más representativos para maridar las actividades. Me parece súper importante que sigamos consolidando Mendoza como destino turístico y para eso vinos y nieve no deben estar disociados», considera el chef local que desde hace quince años trabaja en la gastronomía bodeguera, valorada en todo el mundo.

Así es como el cocinero fue convocado por Inmendoza para ser el embajador, en plena temporada de invierno, de las invitaciones gastronómicas que tendrán lugar del 7 al 10 de julio. El domingo habrá un almuerzo en el sector de fuegos del Hotel Piscis con la atención puesta en las carnes ahumadas y las etiquetas de Ruca Malen. El lunes, en cambio, la cita será de noche en el restó del mismo lugar con un menú de pasos en el que trabajarán Bustos junto al chef ejecutivo Emiliano Diaconchuk. Además, el 9 de julio habrá un after ski en la terraza del Hotel Escorpio y el 10 habrá un encuentro en altura desde donde se deleitará a los presentes con una vista imponente y los fuegos encendidos para alegrar los paladares, así como un atardecer con los destilados de Espíritu Zorro.

«La logística de realizar algo así no resulta complicada debido a la gran infraestructura que tiene Las Leñas, a cuatro horas en auto desde Mendoza. A su vez, la tecnología que se maneja actualmente permite traer productos al vacío con atmósfera controlada, así que es un gusto que nos damos. El valle está hermoso, tiene muy buena calidad de nieve y hay muchos servicios después de la hora del esquí. Se puede salir a comer rico y hay actividades entretenidas para hacer. Más allá del invierno, está bueno venir en cualquier época del año», dice Bustos.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.