Su emblemático edificio es símbolo de distinción y buen gusto. Renovado en dos etapas, la ambientación y decoración de los espacios es obra del artista plástico Sergio Roggerone, con quien dialogamos acerca de la impronta que quiso darle.

Por Andrea Calderón

Fotos: Gustavo Sabez

Fue uno de los primeros hoteles cuatro estrellas de Mendoza en ofrecer sus servicios. El tradicional edificio donde funciona el Huentala desde 1976 –hoy transformado en un espacio de lujo–, es desde 2004 propiedad de Huentala Inversiones Hoteleras, lo que llevó a sus nuevos dueños a una remodelación integral con una transformación total de su arquitectura, decoración y servicios. A principios de 2013 el hotel comenzó una segunda etapa de renovación, que incluyó el frente, el lobby, el exclusivo Wine Shop y la creación de un salón para 150 personas, mientras que el año pasado sus responsables presentaron su renovado restaurant: el Chimpay Bistró.

 

El pintor Sergio Roggerone recibió a In Mendoza en su casa para contar detalles de la decoración del Huentala Hotel.

 

«Cuando el hotel pasó a manos del grupo inversor Huentala Inversiones Hoteleras surgió la propuesta de remozar el lugar y darle una apariencia diferente al estilo mediterráneo que tenía. Lo primero que pensé fue en borrarle esa impronta, principalmente porque vivimos en Mendoza, no en Grecia o en Italia. Creo que ese aspecto no se relaciona con un edificio de la Ciudad y en eso trabajamos durante la primera etapa con el estudio de arquitectos Bajuk-De Marinis», dice el artista plástico Sergio Roggerone, convocado para ambientar y decorar los distintos ambientes del Huentala (vocablo que en huarpesignifica «valle de los guanacos»).

 

El lobby recibe al visitante con la calidez del arte en las paredes, la incorporación de esculturas y muebles pensados para el relax y el disfrute.

El lobby recibe al visitante con la calidez del arte en las paredes, la incorporación de esculturas y muebles pensados para el relax y el disfrute.

 

«Para mí fue un desafío muy interesante, porque prácticamente acondicioné todo el hotel. Para el lobby actual tomé algunos elementos de distintos arquitectos o diseñadores europeos en los que me inspiré, como Jacques García, Renzo Mongiardino o Lorenzo Castillo. He visto mucho y gracias a eso reuní distintos estilos», comparte el pintor mendocino de amplia trayectoria en el país y en el exterior. El arte no es un aspecto menor en el Huentala sino más bien una característica que lo distingue. En sus áreas públicas, en el vestíbulo y en el primer subsuelo es posible encontrar cuadros, lámparas, esculturas y piezas antiguas para contemplar.

 

Espejos que cubren la superficie, lámparas imponentes, objetos antiguos y una iluminación única en el espacio que antecede la entrada al Chimpay Bistró.

Espejos que cubren la superficie, lámparas imponentes, objetos antiguos y una iluminación única en el espacio que antecede la entrada al Chimpay Bistró

«Hay muchos objetos incorporados por el propietario, un aficionado al arte y un promotor de los artistas mendocinos que disfruta de compartir obras con el público visitante. En el caso del acondicionamiento del bar me acompañó el estudio de arquitectura Karduner&Valdemoros, para lo cual pensamos en incorporar ónix y en generar una retroiluminación, para que dejara de ser un lugar oscuro. Así logramos efectos de luces que parecen provenir del exterior pero que en realidad son artificiales. En el lobby y en el resto del hotel es posible hallar elementos como terciopelos, tachas, telas, alfombras y texturas doradas».

El Salón Pincanta, ubicado en el primer subsuelo, es ideal para cocktails, conferencias o eventos sociales.

El Salón Pincanta, ubicado en el primer subsuelo, es ideal para cocktails, conferencias o eventos sociales.

Además de contar con habitaciones Classic, Suite y Presidencial, el Huentala Hotel dispone de los salones Pincanta–ideal para eventos de entre 150 y 200 personas–, Cuyum–pensado para reuniones empresariales y convenciones– y Walta–apropiado para encuentros corporativos y privados–. En el Kunuk Bar las tardes son a pura coctelería de altísima calidad, mientras que la Cava Kitek se despliega para degustaciones exclusivas y eventos privados. Por último el Chimpay Bistró es un homenaje de sabores a la tierra mendocina y cuenta con la experiencia del chef Juan Calós.

El Chimpay Bistró ofrece una irresistible carta con precios accesibles y detalles en su ambientación que hacen de cualquier comida un momento especial.

El Chimpay Bistró ofrece una irresistible carta con precios accesibles y detalles en su ambientación que hacen de cualquier comida un momento especial.

 

Este emblemático hotel de cuatro estrellas posee una ubicación privilegiada y un encanto único que no pierde de vista ningún detalle.

Este emblemático hotel de cuatro estrellas posee una ubicación privilegiada y un encanto único que no pierde de vista ningún detalle.

123456789

Artículos Relacionados