Visitamos el espacio de Belgrano y Gutiérrez de Ciudad, para descubrir los sabores que le ponen calidez al invierno. Para tomar en el lugar o llevar fresco y envasado a casa, una bebida perfecta y cuidada que acompaña cualquier momento del día.

    Somos amantes del café», dicen los creadores de Fran Coffee Makers, Carla Ahumada y Leandro Faramiñán. Esta pareja mendocina encuentra un enorme placer en la cultura que rodea a la bebida, así como en ofrecerle al público lo que mejor sabe hacer. La pasión compartida los ha llevado a crear un «club de clientes» que disfrutan tanto como ellos de los secretos, recetas, curiosidades y aprendizajes en torno a los granos que se obtienen de la planta. Provenientes de Colombia, Guatemala y Nicaragua, en las tiendas de Fran vas a encontrar una infusión diferente y a la vez mucho más que eso, inclusive el propio «House Blend».

    Existen muchas maneras de vivir el concepto de estos «coffee makers». En sus dos tiendas se puede pasar un momento céntrico sabroso, distendido, amable y con amplios ventanales. Pero también se puede comprar para llevar todo lo disponible en la carta, además de encontrar el café que lleva la marca, ya sea molido o en granos para preparar en el hogar. Éste viene en bolsitas de 250 gr. y es envasado fresco en el momento, con orígenes, varietales y características de las que se puede reconstruir una historia de cuidados.

    «El café que vendemos es de «especialidad», que quiere decir que desde el inicio hay una trazabilidad que se cumple y un trabajo que se realiza de manera diferente para preservar su pureza. El café se compra en bolsas a través de distintos importadores de fincas, donde hasta podemos saber el nombre del caficultor o los metros sobre el nivel del mar donde estuvo ubicada la planta, por supuesto que la zona de dónde proviene. Una vez que llega trabajamos con un tostador que lo procesa de acuerdo al perfil de tostado que buscamos y a la receta que elegimos. El «House Blend», por ejemplo, lo hicimos con granos de Guatemala y Colombia. Depende de la máquina que tengas te conviene comprar molido o en granos», comenta Carla.

    Lo bueno para quienes aman el café o tienen la posibilidad de incursionar en esta pasión a sorbos, es que en las tiendas de Fran también se pueden adquirir las cafeteras Chemex o Aeropress, que permiten filtrar la bebida. El asesoramiento de cada producto hace que la curiosidad crezca y los sabores tengan nuevos registros. Si hablamos de elegir algo para tomar en el lugar, con leer los ingredientes, alcanza. Sobresaliente el «Caramel Machiatto», que tiene caramelo, ristretto y leche texturizada. El «Irlandés» es ideal para terminar el día, porque es un espresso con whisky y crema.

    ¿Qué comer? La carta se divide en dulce y salado. Hay tostadas en versiones distintas, como las que vienen con huevo revuelto, panceta, queso crema y palta, en pan blanco, de salvado o con semillas. También waffles para un desayuno, brunch o mediatarde con mucha onda. Están los sabores de panadería y hay productos Sin TACC como lemon pie, pasta frola o coco con dulce de leche.

    Fran Coffee Makers. En Ciudad de Mendoza: Av. Las Heras 33, todos los días de 8 a 21 hs., o Belgrano y Gutiérrez, todos los días de 8.30 a 21 hs. (menos los domingos, que cierra en la siesta). Take away y Delivery propio, además de PedidosYa, Glovo y UberEats. Contacto: 261683-6993. Redes: @francoffeemakers. Consultar por cursos de barista, barra libre de café y waffles para eventos.