La reconocida cocinera española fue convocada por el dueño del espacio gastronómico -ubicado en el corazón de Chacras de Coria-, para llevar la batuta integral del restaurante.

Un bar gourmet. También un bistró. Flora es, sobre todo, un espacio que cambia y se renueva con las distintas luces y momentos del día y la noche. Desde su apertura reciente y a partir de las 19 hs., la propuesta es compartir un cóctel con tapas, algo dulce, una cuota de salado o la cena, que lleva la autoría de la chef Nadia Harón.

En el corazón de Chacras de Coria, en Viamonte y Larrea, el sitio ambientado por el interiorista Guillo Milia recrea un lugar imaginario y nórdico de la década del ‘60, con objetos y detalles retro y algunas dosis de modernidad. Una casa de dos pisos, distribuida entre una barra, sectores con livings, mesas, espejos, plantas, lámparas y un amplio jardín, generan el ambiente necesario para predisponerse a un momento gastronómico distendido y con estilo.

Su propietario, Jorge Galea, asegura que la propuesta es renovar la carta en cada cambio de estación para sorprender al público con platos nuevos en permanente rotación, así como inaugurar el espacio exterior en primavera. «En cuanto a la idea de convocar a Nadia para realizar la dirección técnica de Flora, surgió por su experiencia en llevar adelante propuestas de un modo integral y atentas a las partes del todo», comparte.

«En mi caso es regresar a una alternativa de restaurante ampliada, es volver a Chacras y sumarme a una opción más desestructurada, que no ofrezca sólo comer sino también tomar un trago acompañado de una tapa. Hace muchos años que quería hacer algo así, más informal. También sigo en la cocina de la Bodega Monteviejo», expresa la cocinera española, protagonista de uno de los spots del Ente de Turismo de Mendoza.

Por estos días, la carta de Flora se divide en opciones para el centro de la mesa, arroces y pastas, carnes y dulces, con alternativas para celíacos y vegetarianos. Hay, por ejemplo, croquetas de jamón crudo y queso, tortilla española, sorrentinos de humita con salsa carbonara, arroz meloso de osobuco con azafrán o brochette de lomo sobre burgol con tomates quemados.

«Queremos que las recetas se adapten al clima y no perdernos ningún ingrediente de la época. También poner en juego la creatividad de una gastronomía cercana y amable, sin volver loco al público. Por eso la premisa de los platos es que cualquiera sepa lo que está comiendo sin necesidad de leer la carta, es decir, que el producto sea siempre de altísima calidad y muy identificable. Por supuesto que el servicio, el entorno, la música y cada elemento convierta la visita en un recuerdo positivo que genere el deseo de volver», agrega Nadia Harón.

Flora abre -hasta el comienzo de la primavera-, de miércoles a sábados de 19 hasta pasada la medianoche. Los domingos, el restó comparte sus sabores a partir del mediodía. En Viamonte y Larrea (al lado de la Comisaría), Chacras de Coria. Informes y reservas: 2615043108.