En el señorial château de la familia Arizu, la bodega Luigi Bosca propone experiencias gastronómicas conectadas con el arte y las raíces de hacer grandes vinos.

    En medio de viñedos de Maipú se encuentra esta joya arquitectónica que hoy abre sus puertas al público para brindar a los visitantes un menú de experiencias y espacios en los que convergen la historia, la naturaleza, el conocimiento y las emociones.

    Finca El Paraíso 1

    La finca El Paraíso, sobre la ruta 60, es la más antigua, extensa y con mayor variedad de cepajes implantados de la bodega Arizu. En el paisaje se destaca la casona estilo francés del año 1905, hogar que alojó a la familia Arizu y fue testigo de grandes hitos en la historia de la marca. Rodeada por un jardín inglés, añosos alcornoques cultivados por Alberto Airzu padre, una huerta orgánica y biodinámica, un vivero, una zona de fuegos con hornos de barro y parrillas, la antigua residencia ha sido acondicionada para vivir la experiencia Raíces, un viaje sensorial que incluye la cata de vinos, la gastronomía a cargo de Pablo del Río y un paseo guiado con un picnic al aire libre. Detalles como las dos hojas de hierro que formaban parte de los portones del Parque General San Martín, embellecen la residencia.

    Finca El Paraíso 4

    Esta experiencia propone a los visitantes un recorrido por los viñedos a través de una audioguía que los hará descubrir las diferentes postas de cata, acompañados por los relatos de la familia, los enólogos y los sommeliers de la bodega. El objetivo es lograr una comunión entre el conocimiento técnico, las emociones y los sentimientos que despierta el vino. La experiencia culmina con la invitación a disfrutar de un picnic con la impronta y estilo de la campiña francesa.

    Espacios Finca El Paraíso

    «Nos llena de emoción abrir las puertas de nuestra casa a los visitantes de Argentina y el mundo. Fueron muchos años de pensarlo, idearlo, proyectarlo y hoy, verlo hecho realidad, realmente nos reconforta. Quienes estén ávidos de vivir los vinos de Luigi Bosca de una manera diferente, rodeados de un entorno natural inigualable en donde el vino, la gastronomía y los sentidos son protagonistas, esta propuesta es para ellos», dijo Alberto Arizu (h), CEO de la bodega.

    IMG_20220924_132645933_HDR

    En una segunda etapa, la casona familiar estará disponible para recibir huéspedes en sus tres habitaciones. La estadía incluirá desayuno, copetín de la tarde y degustación de vinos. Cada espacio de la residencia de estilo neoclásico fue diseñado para sentir la historia, la naturaleza y la calidez como resultado del legado de los Arizu.

    Fotos: Valeria Mendez /Prensa Luigi Bosca