El restaurante de Chacras de Coria se prepara para remodelar su cocina y expandirse con la apertura de otros locales en Nueva York, Filadelfia, Los Angeles y Miami.

Una pasión visceral fue la que llevó a Mariano Martínez a definir desde chico, su inclinación y gusto por la cocina. Así es como desde los 17 años el cordobés asentado en Mendoza empezó su recorrido profesional en su provincia natal, con las enseñanzas transmitidas por una de sus abuelas y el recuerdo de la infancia y la adolescencia con los paisajes del campo. Pescador experimentado y amante de reunir a las personas alrededor de la mesa, la comunión alrededor de la comida fue sin dudas uno de los motivos que lo llevó a declararse como creador de sabores.

Al frente del restaurante CinQ de Chacras de Coria, Mariano Martínez comparte las últimas novedades de su proyecto a partir de que un grupo de inversores confió en su trayectoria para expandir los límites de su propuesta. Uno de los objetivos es remodelar el espacio de Chacras para crear una cocina abierta, a la vista y a partir de allí iniciar un sistema de franquicias.

En Nueva York próximamente inaugurará un local con su impronta y el nombre de la marca, y una bodega del Valle de Uco llevará también la firma y la identidad de su restó. Como si fuera poco, Martínez y los empresarios que apostaron por su trabajo preparan la apertura de otros restaurantes en Filadelfia, Los Angeles y Miami.

El recorrido de Mariano es extenso y viajado. A Mendoza llegó un poco de casualidad hasta que se enamoró y decidió quedarse en la provincia. «A los pocos meses tuve el placer de trabajar con la familia Barbera de la que tanto aprendí, sobre todo de Fernando», comparte. En Barcelona, donde residió, fue parte de la cadena de restaurantes AN Grup: «Mi experiencia europea fue buenísima, porque el producto que tienen los catalanes es increíble. Tuve la suerte de compartir con cocineros muy buenos y de aprender muchísimo sobre técnicas de cocción, cocina al vacío, cocina molecular. Allí obtuve un certificado como cocinero ISO 22000, que te habilita a manipular cualquier alimento en cualquier parte del mundo», comparte.

De regreso en Mendoza trabajó en la cocina de Azafrán hasta que abrió CinQ con su pareja, el restaurante que apuesta por los productos frescos, la cocina sin conservantes e ingredientes de máxima calidad a un precio razonable. Profesor de Cocina Internacional en la Escuela Islas Malvinas, este hombre inquieto va siempre por más y no le teme a los desafíos.

CinQ queda en Darragueira 558 (antiguo complejo Oasis), Chacras de Coria. Informes y reservas: 4960248.

Artículos Relacionados