El craft beer de una de las arterias con más vida de Mendoza presenta su nuevo menú de estación. Opciones para pasar buenos momentos.

Llegar a una cervecería urbana con más de diez canillas con cervezas de elaboración propia, encontrarse ahí mismo con un Wine Point y un bar con increíbles cócteles, y poder acompañar todo esto con rica comida, es la propuesta que hace Chachingo Craft Beer.

En plena calle Arístides Villanueva resalta el lugar con estética única de color bronce y luces tenues que ofrece alternativas para todos los momentos del día: desayuno, almuerzo, media tarde, happy hour y cena -ya que sus puertas están abiertas de 08 a 03 am-.

Con la llegada de la primavera, los sabores de la carta se volvieron más frescos y los platos más coloridos. El nuevo menú lleva productos de estación, más verduras y frutas, pastas livianas y cortes de carne con guarniciones deliciosas e incorpora un plato de trucha a la piedra.

Diego Tapia es el chef principal del salón y cuenta: «Seguimos la gastronomía propuesta por Alejandro Vigil que es cocina argentina y de producto por lo que cambiamos la carta con cada estación para así aprovechar los frutos de la tierra».

«Las entradas o tapas están pensadas para acompañar con cervezas artesanales tiradas o una copa de vino», dice, y así propone provoleta a la chapa, bien crocante, con pesto de tomate, mermelada de cebolla y decorada con romero quemado. Además de rabas, empanadas mendocinas y/o de queso y verdeo, tabla de quesos y fiambres caseros o de conservas caseras y papas de la casa. «Todo con un toque gourmet», señala.

A la hora de la comida principal, resalta como vedette a la bondiola ahumada la cual marina en salmuera y verduras durante 48 horas y luego ahúma por 20 horas más. Se acompaña con puré cremoso de ananá y batatas confitadas.

La gran incorporación de la temporada es una trucha, cocinada en horno de barro a la piedra, con sal pimienta y manteca cítrica. La misma se sirve con repollo e hinojo hechos a la chapa y remolacha confitada. Risotto de zanahoria y manzana con crocante de calabaza; ravioles de calabaza y amarettis con crema de curry casero, y wok de pollo con arroz yamaní y teriyaki casero, entre otras delicias como ensaladas, pizzas y sandwichs, son las que se suman al nuevo menú.

«Los toques de decoración, los juegos de textura y nuestros sabores son el valor agregado de nuestra propuesta en Chachingo Arístides», comparte quien creó la carta teniendo en cuenta el maridaje con vino, cerveza artesanal y/o la coctelería propia del local.

Al momento de lo dulce, llegan opciones frescas como frutas de estación a la chapa, flambeadas al ron, presentadas en una canasta de chocolate con helado de chardonnay como acompañamiento. Además hay chessecake de mandarina sobre tierra de algarroba, panna cotta de dulce de leche con crocante de frutos rojos, trifle de chocolate y una sopa de frutilla con helado de sambayón envuelto en una masa crocante de remolacha frita.

En este maridaje exquisito para el paladar, acompañan al chef, el sommelier Juan Cruz Mendoza, el brewmaster Marcos Balaco, el encargado del servicio de barra Lucho Morales y el enólogo Vigil

Chachingo Craft Beer. Dirección: Arístides Villanueva 383, Ciudad. Teléfono: 0261 338-6365. Horarios de atención: Todos los días de 08 a 03 am.