La marca de Ignacia Reina y Constanza Belluco se centra en devolverle a la tierra «un poco de todo lo que nos da».

     

    El primer lanzamiento de Ukko es reciente, y consiste en una serie de envoltorios sustentables hechos con productos naturales, que permiten conservar mejor los alimentos sin contaminar.

    Hay muchas maneras de sumarse al cambio ante la emergencia climática. Generar menos basura, incorporar nuevos hábitos, buscar alternativas sustentables o elegir emprendimientos que contribuyan a generar un impacto menos nocivo sobre el planeta, son formas de elevar la conciencia. La tendencia hacia el contagio positivo avanza, y así es como muchos jóvenes se proponen darle una vuelta de rosca a las prácticas de consumo. Es el caso de Ukko, una marca de diseño de productos sustentables nacida en mayo pasado, que proyecta una línea de piezas en materiales distintos y para usos diversos.

    El primer lanzamiento de la marca son las eco telas, unos envoltorios reutilizables pensados para conservar y transportar alimentos. Son una manera mejorada de mantenerlos frescos, teniendo en cuenta que el plástico, tóxico y contaminante, genera humedad y acelera el proceso de maduración de frutas y verduras, por ejemplo. Hechos artesanalmente de puro algodón y con la técnica Shibori, tienen propiedades antibacterianas y antisépticas por un tratamiento especial que reciben con cera de abeja, resina de pino y aceite de coco. Eso hace que puedan estar en contacto con las comidas.

    ¿Otro punto verde a favor? Son biodegradables, compostables, maleables con el calor de las manos y se adhieren entre sí. «Son una alternativa al plástico de un solo uso, reemplazan al papel film, las bolsas y los tuppers. Se pueden utilizar para guardar frutos secos, tapar recipientes, conservar quesos, panes o cubrir masas mientras fermentan. También podés darles formas diferentes para llevar tu snack a donde vayas. Sirven para todo lo que quieras, inclusive para trasladar jabón o shampoo sólido», explican las diseñadoras industriales Ignacia Reina y Constanza Belluco, a cargo del proyecto.

    Los beneficios de marcas que se proponen ir a fondo con la sustentabilidad despuntan otras virtudes. Los envoltorios de Ukko se pueden reutilizar y lavar, y vienen en cuatro tamaños para cubrir superficies diversas. «Las eco telas se hacen una por una y es lo primero que lanzamos; la idea es que el diseño esté relacionado a la sustentabilidad. Queremos seguir creando productos para incorporar a nuestra tienda cuidando el planeta con piezas funcionales e innovadoras. Tenemos varios proyectos en mente con materiales como concreto o fieltro que vamos a abordar próximamente». El nombre de la marca tiene todo que ver con Mendoza, el Valle de Uco, sus mentoras y el trabajo con productores locales. Así es Ukko hoy: el principio de una historia que crece.