Bodega Renacer celebró su evento anual en el que artistas locales revalorizan barricas a través de sus intervenciones bajo una temática específica.

    Desde hace 8 años, Bodega Renacer cierra su año calendario con un propuesta artística única en la que los pinceles, pinturas y aerosoles se hacen uno con el vino, las barricas y la industria.

     

    En cada Renacer Painted Edition todo se vuelve colorido y muchos objetos y palabras cobran vida a través de las intervenciones libres que realizan los artistas convocados. En esta edición participaron Federico Calandria, Martina Bruccoleri, Jermindo y Virginia Aguirre.

    «El objetivo de este proyecto es que las barricas que ya no tienen uso se resignifiquen y reutilicen a través del arte», comentan los organizadores quienes, al momento de hacer la convocatoria, comunican el concepto o tema a trabajar.

    En esta oportunidad, lo «orgánico» era el disparador de la creatividad de los pintores y con esa temática en mano, cada uno de ellos armó un boceto en el que combinaron lo que su mente les dictó y varios elementos claves, por ejemplo, las etiquetas de la bodega, su arquitectura, jardines o las vistas a la montaña.

    «El tema orgánico lo pensamos como un broche de oro para el 2021 porque recientemente lanzamos al mercado nuestros vinos orgánicos Malbec Rosé, Cabernet Sauvignon y el Malbec. Y también obtuvimos la certificación orgánica», comparten felices desde Renacer.

    Cada artista interviene con su propio estilo seis barricas y una de cada uno queda exhibida en la sala de barricas de la bodega a la que cada año se suma una nueva. «Cuando vienen turistas a visitarnos quedan fascinados con la colección y llegan a conocer la historia de Renacer a través de lo que les cuentan los trazos coloridos».

    ¿Qué sucede con las demás piezas artísticas? El resto de las unidades son enviadas a diferentes vinotecas ligadas al arte tanto de Mendoza como de otras provincias y otros países. «Es una manera de que el arte local viaje y otorgarle creatividad al punto de venta final de nuestros productos. Ya hay barricas en Buenos Aires, Rosario, Misiones, Paraguay, Brasil, China, Canadá y ahora ya tenemos algunas comprometidas para enviar a Estados Unidos».

    En medio de las intervenciones en vivo, la degustación de los vinos orgánicos y el maridaje con bocadillos innovadores, pudimos conversar con los artistas y conocer en profundidad su propuesta.

    Uno por uno los artistas de Renacer Painted Edition 2021

    Fede Calandria es la segunda vez que participa de este evento y apenas le comentaron la temática pensó en trabajar con la vegetación y los animales más característicos de Mendoza y de la bodega en particular. Por ese motivo es que dibujó un zorro, montañas, cactus, flores y hasta un pato, el ave que te da la bienvenida en el estanque soñado que tiene Renacer.

    «Hice un paisaje muy natural relacionado a la naturaleza orgánica; lo mío es más gráfico con colores planos y figuras simples. Como soy muralista también relaciono el cómic. Usé técnica mixta con acrílico en su mayoría y algunos detalles con aerosol para lograr colores más fuertes».

    Martina Bruccoleri vuelve a estar en el programa de Bodega Renacer y al enterarse que debía basarse en lo orgánico investigó sobre los procesos sustentables y sostenibles.

    Pensó en la región de Luján de Cuyo, las montañas y en un elemento simbólico: el cóndor. «Ese fue mi punto de partida porque quería abordar el concepto desde otra mirada. Además del cóndor andino hice un nido junto a la palabra renacer y un brote de vid para así ilustrar el renacimiento de la bodega que acaba de obtener la certificación».

    Sobre su estilo, confió que buscó algo más expresivo, que generara impacto y para ello eligió el blanco y negro; trabajó con acrílicos y jugó con manchas que asemejan ser de tinta».

    Jermindo es el artista que ha estado presente en todas las ediciones del evento y en esta ocasión debió combinar la temática con la línea de vinos Punto Final. 

    «Decidí hacer una aplicación de la etiqueta, siempre coqueteando con lo institucional porque me gusta mucho y me tira porque soy diseñador gráfico», cuenta el artista que utilizó técnica mixta de aerosol y acrílico.

    A las barricas le dio una impronta vegetal y natural tanto en la forma como en el color; dibujó muchas flores y en la tapa de madera le imprimió la letra R de Renacer. «Siempre le dejo madera sin intervenir ya que es su identidad y me va dictando cosas».

    Virginia Aguirre es la debutante de la jornada y planteó su obra bien fiel a su estilo: abstracta y colorida. Ella escogió un fondo abstracto con racimos de uva y hojas de parral que acompañen el diseño.

    «Lo abstracto ya me parecía orgánico de por sí entonces le sumé distintas técnicas como masa de moldear, dimensionales acrílicos que dan relieve a la pintura, espátula y muchas texturas».

    En su arte se lee el disfrute del vino en conjunto con la montaña y la vegetación verde.

    Fotos: Mayda Rodas