«Curantena» es el nombre del proyecto que David Medina Kaiser creó durante el aislamiento y en el cual combinó las artes visuales. Conocélo.

    Es diseñador gráfico y encontró en la fotografía su medio de expresión; gracias a eso logró surfear las incomodidades del aislamiento social. Al ser asmático, David Medina Kaiser se vio imposibilitado de salir de casa y dio rienda suelta a su imaginación para crear su arte.

    Dedicó su tiempo a un proyecto anhelado que bautizó Curantena, una cura abstracta para él en la que mezcló artes visuales: pintura, dibujo y fotografía. Con estas herramientas, David obtuvo algo tridimensional en una imagen 2D y sugiere algo microscópico como un escape abstracto al cierre mental.

    «Curantena fue un escape mental», comenta quien mientras conversa con Inmendoza.com, hornea una torta. «Al comenzar el proyecto mezclaba acrílicos y usaba la luz del sol y lograba ver una textura interesante pero no veía profundidad; cuando encontré ese ‘universo’ en el que las cosas atravesaban las capas, supe que estaba jugando en lo que sería ‘la toma’», suma David.

    Dice que siempre fue atraído por lo abstracto, revela que de chico dibujaba figuras sin formas, que se dejaba llevar por el trazo sin saber a dónde iría; algo similar a lo que le sucedió en este trabajo realizado durante la cuarentena.

    «Todavía no obtengo el resultado final del proyecto; parte de la espontaneidad que tiene es lo que me atrae. Me encanta jugar y ésto, en lo personal, fue curarme un poco, me relajo y me entrego al presente, al no saber qué va a pasar», confía.

    ¿Hay un por qué de la elección de los colores en este proyecto?

    Si, en un principio no tenía mucha opción porque usaba los que tenía y trataba de llegar a los colores que quería, mezclándolos. Ya después cuando obtuve más colores y más cosas que poner de filtro, se me abrió otro espacio donde jugar. Me dio más libertad aunque me inhibió el juego de llegar a los colores que quería, que fue divertido.

    Al hacer estas creaciones, David sentía que se llenaba de vida y que lograba «estar afuera» aún estando encerrado en su departamento; «invertí mi energía en algo sin saber qué me devolvería visualmente y económicamente», completa.

    Curantena actualmente está exhibida en la plataforma de crowdfunding Idea.me; tomando en cuenta la imposibilidad de levantar una muestra para vender sus obras, el artista decidió ponerlas al alcance de todos para que, através de un aporte, puedan obtener una de sus producciones.

    Copia de IMG_1945

    Volviendo a sus años facultativos, en los que Medina Kaiser comenzó a relacionarse con su cámara y a encontrar enfoques diferentes, es que le consultamos qué fue lo que lo atrapó de la fotografía. A lo que contesta: «En un principio fue el tema de formar o atrapar una versión de la realidad; me gustaba ver que un vértice o arista del edificio de la facultad tenía otra versión en el visor de la cámara».

    ¿Qué dicen tus fotos?

    Es difícil pensar en qué dicen… Me gusta más el qué se escucha de mis fotos, al menos eso es lo me pregunto yo. No sé si tengo un mensaje para dar con mi fotografía, es ver expresión y me gusta que la persona redescubra algo que ve habitualmente.

    Si querés contactarte con el artista, podés hacerlo a través de sus redes sociales. Instagram @davidmedinakaiserworks o Facebook @david.medina.kaiser

    Imágenes: gentileza David Medina Kaiser