El espacio cultural de Godoy Cruz conserva su arquitectura original, que a partir del año 2003 fue puesta en valor para el disfrute del público. La inclusión del ciclo de artes visuales MovArt le aporta a este sitio patrimonial, expresión, vida y un paréntesis acompañado de grandes vinos.

    En el corazón de Godoy Cruz y desde 1884 existe el edificio de Bodegas Caro. Perteneció antiguamente al bodeguero Miguel Escorihuela y es desde su recuperación patrimonial, que comenzó en el año 2003, el reflejo de lo que buscaron las familias Catena y Rothschild, propietarias de la empresa. La historia vitivinícola de Mendoza habita en cada rincón, incluido en el espacio cultural y de enoturismo, que conserva sus paredes altísimas de ladrillo con ventanas al exterior y unas cavas subterráneas que son una reliquia en funcionamiento.

    En el espacio patrimonial, que parece un bistró parisino, acontecen algunas de las exposiciones del Ciclo MovArt. Aquí es donde desde el 1 de octubre y por tiempo aún indefinido, ocurre la muestra de Octavio Joaquín, Martín Terrarossa y Francisco Bustos Arteaga. Tres miradas, lenguajes y soportes distintos recrean un cosmos de tejidos reciclados que cobran mil formas, animales camuflados de vegetales y pinturas que conectan ambos hemisferios con una potencia asombrosa.

    Emilie Giraud, parte del equipo de Turismo y Eventos, expresa que cuando las actividades culturales presenciales sean posibles, el edificio reabrirá con toda su elegancia para sus degustaciones de vinos, ciclos musicales y por supuesto, para recorrer las obras de los visuales convocados por el circuito. «El salón, que funcionaba en el pasado como nave de producción, es patrimonio histórico y con la curaduría de MovArt, cobra una nueva vida. Esa convivencia entre lo antiguo y lo moderno es el leitmotiv de la bodega, que consiste en el arte de mezclar contrastes», comparte Emilie, que hace siete años llegó de Francia y encontró un mundo nuevo en Mendoza.

    En Bodegas Caro, además, los jueves de tango y vino se han convertido en un clásico para turistas, aunque el público local es súper bienvenido. Luego de una visita por la bodega comienza una experiencia con las tres etiquetas disponibles -Aruma, Petit Caro y Caro-, la voz de Mariano Dalla Torre, Gustavo Bruno en guitarra y la pareja de baile que conforman Marta Morel y Gonzalo Cano. La propuesta por ahora es a distancia y tiene a MovArt en el centro de la escena.

    El jueves 1 de octubre, a las 20 hs., se presentará un recorrido virtual por la exposición de Bodegas Caro. Será en el canal de MovArt en YouTube. Las obras pertenecen a Octavio Joaquín, Martín Terrarossa y Francisco Bustos Arteaga. FB: Circuito_movart e IG: circuito_movart / Web Circuito MovArt: https://www.circuitomovart.com.ar/ Contacto Bodegas Caro: [email protected] – 261 453-0963.

    Fotos de la cava: Gentileza Bodegas Caro