La diseñadora y artista plástica inaugura su colección 2019 «Wabi-Sabi», homónima al concepto que conoció en China y que la inspiró para jugar con acrílicos y telas. Expone junto a Federico Azpilcueta en La Casona, galería de arte de bodega Los Toneles.

El artes es apasionante, inspira, fluye, se transforma y conecta… Varias de las sensaciones que Melisa Millán sintió en su último viaje a China, en el que conoció el concepto Wabi Sabi y el libro homónimo escrito por Beth Kempton.

Fue en ese momento que la diseñadora y artista plástica se «encontró» con la fuente de inspiración de su nueva colección, la cual quedará expuesta desde el viernes 06 de diciembre en La Casona, la galería de arte de bodega Los Toneles.

La artista revela que el Wabi Sabi es «el secreto japonés para vivir en paz y armonía. Es una estética y filosofía inspirada en la antigua sabiduría japonesa. Es la belleza de las cosas imperfectas, cambiantes e incompletas, la magia de la vida misma. Es ver el mundo no con la mente lógica sino a través del corazón sensible, te da permiso para ser tu mismo, perfectamente imperfecto».

¿Cuándo fue el momento en que notaste que el arte es tu pasión y cable a tierra?

Fue desde muy pequeña, que me apasionaban los artículos de librería y libros para colorear. Siempre quise estudiar algo relacionado al arte y busqué una carrera artística con la mayor proyección de salida laboral posible, quizá ahí fue la conexión más formal y concreta. Una vez que terminé la Licenciatura en Diseño con especialización en interiorismo, a los 22 años, comencé a pintar en bastidor por inspiración de Karico, la hermana de mi papá. Hoy, con 31 años, siento que puedo vivir del arte al haber inaugurado «La Casona», la galería de arte de Bodega Los Toneles, y no solamente desempeñar el rol de galerista sino también poder exponer mi obra.

¿Dónde encontrás la inspiración para crear?

Los viajes me aportan la cultura de cada espacio y su gente; sus costumbres, su lengua, su manera de vivir, su arquitectura, gastronomía, moda y paisajismo. Soy muy detallista y observadora; por eso es que en China me encontré con esta filosofía oriental, mucho más relajada, minimalista, que te permite fluir, aceptarte, y vivir en armonía con vos mismo, concentrándote en el presente y en la belleza de las pequeñas cosas.

De tus colecciones «Pixel» (2017), «Andes» (2018) y «Wabi Sabi» (2019), ¿cuál podrías destacar como tu sello artístico?

Me siento muy identificada con mi paleta de colores, todas las colecciones han sido apasteladas -o pastel- y al mismo tiempo vivaces. No uso colores oscuros ni negros. Mi obra actual es contemporánea, deconstructivista y forma parte del expresionismo abstracto ya que es una exploración de los sentimientos, emociones y conceptos a través de formas geométricas, trazos con líneas asimétricas y colores depurados. Es una expresión de arte perfectamente imperfecto, que permite al espectador cerrar la obra a su imaginación.

La colección Wabi Sabi de Millán posee técnica mixta y es que la artista juega con pinturas (acrílicos) y telas; experimenta con materiales y texturas nobles que invitan al observador a una experiencia sensorial. En esta ocasión, Melisa ha utilizado géneros textiles de Oriente, específicamente de China, India y Japón, además de algunos algodones específicos que adquirió en Buenos Aires.

«Creo que cada muestra tiene la esencia de lo aprendido en cada etapa y en ésta última me siento muy identificada y a tono conmigo misma. Para mí, las muestras de arte son como las colecciones de moda, en lo nuevo presentas nuevas energías, innovación y evolución, no mezclaría piezas pasadas», comenta la joven.

La Casona será el lugar donde la obra quedará expuesta; permanecerá durante todo el mes de diciembre y enero y se proponen visitas guiadas más degustación de vino cada una hora. Además de apreciar las obras de la joven, estarán las pinturas de Federico Azpilcueta

La obra de él se tituló «El otro yo», es una muestra de cambio, algo que tuvo que pasar para encontrar un nuevo artista que se ríe de las estructuras, solo busca ser feliz y creativo. «Sus pinturas proponen una nueva realidad distinta a la natural usando un lenguaje visual de forma, color y línea para crear una composición que pueda existir con independencia. Posee un trazo muy particular, el tono intimista y sutil de sus pinturas dan cuenta de su crecimiento artístico y de su sensibilidad creativa», resalta la galerista, quien está feliz por poder exponer junto su amigo y colega.

 

Melisa Millán presenta su muestra Wabi Sabi. Vernissage: Jueves 05 de diciembre. Inauguración público general: viernes 06 de diciembre. Lugar: La Casona, galería de arte de Bodega Los Toneles (Av. de Acceso Este 1360, Guaymallén). Visitas con degustación: De martes a sábados de 11 a 21 y los domingos, de 11 a 14; se realizarán cada una hora y se requiere reserva. Artista acompañante: Federico Azpilcueta.