Hernán Torres fotografía situaciones cotidianas de manera que cuenten una pequeña historia. Su interés lo llevó a los bebés y niños y para ello creó un proyecto de sesiones fotográficas de infancia y familia, originales, divertidas y naturales.

Hoy todos captamos pequeños recortes de la realidad con nuestros celulares, esos momentos especiales que queremos atesorar en nuestro corazón y en un dispositivo para verlos tantas veces como queramos. Pero ¿cuántas veces volvemos a ver esas cientas de fotos y al notar que no logramos lo que queríamos, pensamos que lo mejor hubiera sido contratar a un fotógrafo?

Es cierto que la tecnología nos ayuda a ser fotógrafos por momentos, pero lo que no puede hacer hoy por nosotros es tener un ojo con la sensibilidad necesaria para capturar una imagen artística. «Las buenas fotografías se hacen con la cabeza y el corazón», revela Hernán Torres, el fotógrafo con vasta experiencia en la fotografía social y de eventos (sobre todo con su proyecto 2Torres, junto a su hermano Marcelo) y que ahora también transita las sesiones fotográficas de infancia y familia.

Él es el creador de Infancia Mamut, un proyecto con el que busca retratar momentos únicos de niños, embarazadas y recién nacidos, y que lleva como slogan: «Apurate, crecen muy rápido». «Las situaciones son irrepetibles y si te demoraste, perdiste ese momento, esa oportunidad. Inmortalizar momentos familiares es impagable», asegura, aludiendo a lo que es otro de los eslóganes de su proyecto y que alude a un verso de Luis Alberto Spinetta: «Todo dura un instante, para toda la vida».

«Siempre fue una motivación muy grande fotografiar situaciones cotidianas de manera que cuenten una pequeña historia. El interés me llevó a la familia y especialmente a los niños; es muy enriquecedor trabajar con ellos porque se ven todo tipo de situaciones, inagotables momentos para fotografiar, cargados de emociones. Me sorprende ver el amor en la mirada de una mamá a su bebé, como una abuela abraza a su nieto, como un niño juega con su mascota…», dice Hernán.

Cada sesión es un mundo diferente para él porque escucha las inquietudes de los papás y luego propone qué hacer en función a la edad de los niños: «La inspiración para cada caso la busco en el día a día, en la música, en la gente, en los viajes, es un proceso contínuo. Quizás en medio de una sesión recuerdo cosas, momentos o algo de algún viaje que me ayudan en la inspiración».

Hernán realiza sesiones divertidas y muy naturales, por lo que el niño puede estar jugando, comiendo, durmiendo, en la pileta o en un cumpleaños. Su gran desafío es buscar capturar lindas fotografías de distintos momentos de manera espontánea y sin interferir en la situación. «No necesito capturar la atención del niño, los dejo que hagan, que sean. Hablo con ellos para romper el hielo, a veces les muestro la cámara para que se acostumbren a ella. Una vez la sesión comenzó con dos hermanitos sacándome una foto a mí», recordó.

En el caso de sesiones con recién nacidos, Torres toma mayores precauciones porque entiende que hay más límites: «Hay que respetar al bebé, nunca me gustó acomodarlos en cestitas de mimbre ni en cajoncitos, ni ponerles animales tejidos en la cabeza; me parece un exceso. En lugar de preparar al bebé, yo prefiero fotografiarlo en los brazos de su mamá o de su abuela, o cuando lo besa su hermanito, de manera que haya un contenido emocional más fuerte».

–¿En qué momento sabés que tenés las fotos del futuro book?

–Eso se va viendo durante la sesión, a veces se da al principio y otras al final. Lo importante es la actitud de una búsqueda constante de situaciones «fotografiables», y el anticiparse a los hechos, tratando de ver que es lo que va a ocurrir dentro de unos segundos para así ubicarse en el lugar preciso y lograr una buena composición.

–¿Cuál sería tu sello en la fotografía?

–Desde el punto de vista artístico, me caracterizo por hacer fotografías espontáneas, divertidas, sin interferir en lo que está ocurriendo, de manera de conseguir momentos  auténticos. Y que me guio por lo que llamo mis tres “C”: creatividad y calidad en todo lo que hago y confianza mutua con mis clientes.

Para ver el trabajo de Hernán Torres podés visitar su página web www.infanciamamut.com, su fan page Infancia Mamut o simplemente llamarlo al 261-6442752.

Artículos Relacionados