El artista chileno residente en Mendoza es, junto a Octavio Joaquín y Martín Terrarossa, parte de la más reciente exposición del ciclo de arte. En el espacio de Bodegas Caro y a través del canal de Youtube de MovArt, te invitamos a ser parte de este imperdible recorrido virtual.

    Dos series diferenciadas separan y a la vez reúnen el ecosistema visual de Bodegas Caro. Las pinturas realistas y abstractas de Francisco Bustos Arteaga se enlazan con las esculturas entretejidas y mutables de Octavio Joaquín. Por otra parte, los cuerpos cubiertos de telas que pinta el artista chileno se asocian al surrealismo que exhibe Martín Terrarossa con sus animales de metal vegetados. En este nexo imaginario y en el bellísimo espacio de Bodegas Caro sucede la última producción de MovArt que podés ver por las múltiples plataformas del ciclo.

    Francisco Bustos Arteaga nació en Santiago, aunque vivió varios años en el Sur de su país. Gracias a su mamá, «una señora utilísima», el contacto con la plástica y las manualidades estuvieron presentes desde que tiene recuerdo. En la Pontificia Universidad Católica de Chile cursó la mitad de la carrera de Artes Visuales, de la que se fue desmotivado por un lineamiento extremadamente moderno y conceptual. Él quería pintar. De visita en Mendoza y en el Espacio Contemporáneo de Arte la flasheó con una muestra de colegas de su generación, que sí: pintaban y dibujaban sin prejuicio. Al tiempo ya se había instalado aquí. Corría el 2007.

    La versatilidad lo define porque aprendió desde pequeño a desarrollar y dominar la técnica con el pincel. Hiperrealismo, realismo, surrealismo y lo que él denomina realismo abstracto son formas de describir a simple vista lo que genera. Además ilustra, hace caricaturas y es parte del proyecto de Vj´s La Doopla Lumínica junto a Gabriel Concatti. «Siempre estamos a full buscando cosas nuevas. De hecho, íbamos a armar la escenografía de una obra de danza en Estados Unidos con video mapping. Allá me quedé un mes encerrado y estuve aprendiendo, esculpiendo y pintando con Realidad Virtual. Es una súper nueva herramienta la de crear entornos y pinturas 3D. Me aburro muy rápido y eso me lleva a ir de una cosa a la otra», dice.

    Metódico a la hora de trabajar, Francisco Bustos Arteaga boceta, dibuja, proyecta en Photoshop y una vez en la tela se entrega al disfrute, con los pasos previos ya pulidos. En ese proceso la música es presencia. «Hay banda sonora en cada cuadro y tengo discos guardados para empezar o terminar una pintura», comparte. «En la facultad tomé todos los cursos de técnicas pictóricas antiguas y la flamenca es mi preferida. Voy paso a paso con el dibujo, el volumen y el color. Me obsesiona el estudio y la investigación», agrega.

    Para Francisco la pintura es en sí mismo el gran tema que lo interpela. Siente que es una problemática que se repite aquella de abordar materiales para transformar. Líquidos que atrapa y guía hacia formas que hasta entonces no existían. Manchas que exigen pinceladas precisas: «Después que cada uno encuentre la interpretación que quiera. A mí la pintura me marca el camino».

    MovArt presenta a Octavio Joaquín, Martín Terrarossa y Francisco Bustos Arteaga en Bodegas Caro por el canal de MovArt en Youtube. Seguí el ciclo en FB: Circuito_movart e IG: circuito_movart / https://www.circuitomovart.com.ar/

    Fotos: The Fridman