La frase pertenece a Sofía Silva, actriz, productora y conductora que hace poco rodó en Mendoza escenas con Gustavo Garzón. Anticipa que se vienen más películas porque «se está filmando mucho».

    Sofía Silva cuenta que están llegando muchas películas para rodarse en la provincia. Una de ellas es «1%» protagonizada por Gustavo Garzón, donde tuvo el privilegio de participar como actriz. «Me tocó hacer escenas con Gustavo que es tremendo actor y excelente persona. El director de la película, Martín Viaggio, tiene una dinámica de trabajo muy distinta a lo que estoy acostumbrada,  mucho más rápida. La primera toma queda, en general eso es raro. Fue un rodaje muy ágil», detalla la joven.

    «En los últimos meses se filmaron por lo menos tres películas, en las que tuve la suerte de trabajar de alguna manera,  “1%” coproducción de Masa Latina y El Generador (quienes tienen el acuerdo para filmar algunas más), Historias Invisibles de Rio Films, “El Vasco” coproducción de Oeste Films, Prisma cine y Pausoka, coproducción Argentina/País Vasco. Para estos próximos meses ya hay 3 más en preproducción, se está filmando mucho en Mendoza y eso potencia sustancialmente a la provincia».

    Sofi es una fiel defensora de la idea de que no hay que irse afuera.  «Hay toda una fiebre de que para crecer hay que irse, o que Dios sólo opera en Buenos Aires y creo que de a poco vamos desmitificando eso». La joven afirma que en Mendoza hay muchas potencialidades, gente talentosa y con experiencia en diferentes rubros.  «Mi plan y militancia siempre estuvo en no irme, sino en construir para que sucedan cosas en este lugar. Está bueno irse y tener experiencias nuevas, pero después traelo y construí acá», cierra de manera contundente.

    Sofía Silva es Licenciada en Arte Dramático, actriz, productora y conductora. A lo largo de los años ha pasado por diversos planos relacionados al arte, hasta que logró unir todos los universos, no sólo en los roles, sino en una impronta estética y personal.

    Estudió teatro principalmente en El Taller, «fue mi gran casa y mi escuela durante muchos años de mi vida», asegura y cuenta que hizo su primera publicidad a los 11 años, Pero lo que sin dudas marcó su vida fue su participación en La Liga de Improvisación. «Allí realmente entendí el oficio de ser actriz», confiesa.

    Sin embargo, no fue hasta hace cuatro años, cuando ganó una beca de formación del Instituto Nacional del Teatro para estudiar Gestión de Audiencias.  «Ahí me explotó la cabeza, me di cuenta que quería dedicarme mucho más a la gestión cultural y comencé a meterme en ese universo», dice Sofi.

    Así fue como empezó a notar el contraste entre shows locales muy bien posicionados que lograban mantenerse en el tiempo y otros que, sin bien eran proyectos de calidad, no conseguían sostenerse a sí mismos.  «Me empezó a picar la curiosidad y las ganas de investigar qué había detrás de todo eso. Entendí que no era magia, que se necesitaban gestores culturales y que  había muchas cosas por hacerse en el estudio de los públicos».

    Justo en este momento empezó a conducir el programa Estricta, donde pudo poner en práctica todo lo aprendido y vincular los mundos.  «Se fueron generando redes. El teatro, la producción, la tele, la gestión de audiencias. Entendí que todos los roles eran importantes y necesarios, y que me gustan todos.» Así, logró hacer un cruce de sus actividades: en el programa cubría las obras donde actuaba y producía.

    Después vinieron nuevos desafíos. Comenzó a trabajar en el Teatro Selectro junto a Romina Cano y se metió de lleno en la producción comercial.  «Siempre soñé con ser programadora y productora de un teatro».  Pero durante la pandemia la actividad artística tuvo que poner un freno y el teatro cerró momentáneamente. Fue en ese momento cuando la llamaron del cluster audiovisual Film Andes para hacer el programa de televisión Mercado Central.  «Fue un equipo de cine haciendo tele. En Mendoza siempre se filmó mucho, pero durante la pandemia se potenció la industria audiovisual».

    Curiosa por naturaleza y multitasking, Sofía dice que su secreto para llevar a cabo tantas actividades simultáneamente y con éxito es trabajar con amigos.  «Siempre voy a priorizar trabajar con amigues y compañeres afines y pasarla bien y crecer en conjunto a cualquier otra producción donde no estén. Siempre elijo estar con gente donde no hay competencia ni mala onda porque ahí es donde realmente se puede crecer».

    Actualmente, entre los múltiples proyectos de los que se encarga, lleva adelante junto a Gabriela Simón y Lean Sulia Leyton El Back, un programa que surge de la necesidad de generar un contenido que muestre lo que está sucediendo en la industria audiovisual mendocina.  «Desde hace mucho tiempo trabajo con la idea de mostrar lo que hay detrás, los procesos, la realidad y no sólo el producto terminado y Gabi tuvo la iniciativa de hacer un proyecto que una todo eso».

    La producción, que pronto podrá verse a través de sus redes, contará con entrevistas exclusivas a directores y actores, mostrará los secretos del set, entre otras cosas.  «Mostramos que en la provincia se filma un montón y que es una actividad muy potente que genera una entrada económica muy fuerte. Mostrarle a la gente qué sucede y cómo es importante para que empaticen, sean parte y entiendan cuáles son los beneficios del arte y la cultura en la sociedad, que son intangibles y a veces son complejos de explicar».