El arte urbano sigue creciendo, las obras a cielo abierto le dan color a una Mendoza que todos los años renueva su portfolio de murales

El 9° Encuentro de Muralismo en Godoy Cruz reunió a más de 60 artistas que pintaron alrededor del Hipódromo y dejaron sus expresiones.

«Cada vez que uno pinta en la calle es un regalo que hace. Cada vez que uno hace un mural deja de ser una obra propia para ser de la gente. Uno lo realiza y luego lo deja», dice Sebastián, el muralista chileno que junto a su colega Ismael integra el dúo artístico 12 Brillos. Desde 2011 participan en los encuentros de murales a cielo abierto que se organizan en Godoy Cruz. A los muros intervenidos con arte que han dejado en ocasiones anteriores en la ciclovía, se suman ahora las grandes manos que sostienen a un pez en el agua, esta vez en una de las paredes de la calle Armani de Godoy Cruz. «Sabemos que para Mendoza el tema del agua es importante y para nosotros son relevantes todos los temas ligados al cuidado del medio ambiente», agrega.

Entre las expresiones artísticas que se abrazan a lo largo y ancho de las calles Montes de Oca y Armani está la «Ciudad de los pájaros» que planteó el colectivo Panamá Club, una suerte de lugar mágico e ideal que embellece una fracción del muro de más de 400 metros que conforma la obra final y teje la magia del encuentro. «No sabíamos qué hacer hasta que llegamos, fondeamos y nos sentamos a ver qué salía. La intención era mostrar algo bello. Están buenísimos estos encuentros donde todo el tiempo se da el intercambio cultural, el compartir y el conocer gente tan copada», dice Elías, uno de los integrantes del grupo que también conforman Dotz, Barney y Tío Pelado.

En el caso de Asfáltico (Luciano, Kevin, José, Esteban y Nacho) salen a las calles de Mendoza desde 2013 y armaron su proyecto cuando como estudiantes de la UNCuyo pensaron en intervenir el espacio público: «Teníamos ganas de aportar lo que más nos gusta hacer, pintar, y en nuestro caso trabajamos mucho con mutaciones entre animales y seres humanos creando personajes», apunta Luciano. Lina María, proveniente de Colombia, intervino una de las paredes de la calle Montes de Oca y en su caso, es la primera vez que deja su arte fuera de Colombia:  «Quise representar a la mujer como símbolo de armonía y poner en valor su labor ancestral en la cosecha y la siembra, así como reivindicar la importancia de la mujer en la sociedad actual. Mi proceso parte de la investigación conceptual, la búsqueda de referentes gráficos y el planteo de un boceto que luego llevo directo a la pared con látex y aerosol».

El Encuentro

Durante cinco días los más de 60 artistas participantes de la provincia, el país, Chile, Colombia y Brasil crearon sus murales a partir de una consigna y un texto ligado a las «Ciudades Educadoras», basado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Carta de Ciudades Educadoras firmadas en Barcelona en 1990. El 9° Encuentro Latinoamericano de Muralismo y Arte Público dejó 35 nuevos murales en Godoy Cruz, alrededor del Hipódromo, la DINAF (Dirección de niñez, adolescencia y familia) y la Escuela Leónidas Aguirre.

Participaron Mirage (Brasil), Oberoles, Artehaga, 12 Brillos y Sick (Chile), Nativa (Colombia), Auka (Chubut), Taller Gambarte y Paula Bernardou (Buenos Aires), Alto Bondi (Mar Del Plata), Lolo, Marcos Santos, Coty y Lu Yorlano (Córdoba), Paraná Washo y Sarambí (Corrientes), Federico Calandria, Jermindo, Torres, Gaucho Ladri, Asfáltico, Pi Trescomacatorce, Paredón Caicedo Carrizo, Brigada Muralista Biblioteca Alberdi Luján De Cuyo, Naju, Perro Gráfico, Jo, Cees, Pata Viera, Benja, Damián, Francisco Atencio, Lucas Agnello, Panamá Club y las Tomasas, Actividad Solidaria de las Reinas de Godoy Cruz (Mendoza).

Nota: Andrea Calderón

 

Artículos Relacionados