El duo que interpreta en versión acústica y pop algunas canciones de cumbia y cuarteto llega a Mendoza para tocar en Black Jagger. Antes del show, Julia Morgado y Milagros D’Augero nos cuentan orígenes, presente y futuro de su grupo

La fórmula es simple, pero sus ingredientes son complejos. Lo que ellas hacen es interpretar canciones populares, sobre todo del repertorio de la cumbia y el cuarteto. Pero el modo es lo diferente: lo trasladan al universo acústico o pop más refinado, en gran medida gracias a sus voces. Y a su personalidad.

Julia Morgado y Milagros D’Augero estudiaban arte dramático y se divertían en los recreos cantando estas canciones para sus amigos. Un buen día, sus profesores vieron el potencial que allí se anidaba y les pidieron que preparasen algo para ellos. Y así nació Cumbia Nena, el combo acústico que gracias a los videos que se subieron a YouTube, se convirtió en un pequeño fenómeno.

Ese fenómeno llega este fin de semana a Mendoza, para sumarse a Andes Kermesse, el evento que prepara para el sábado Black Jagger (Arena Maipú). Antes de llegar al hotel Esplendor, de ese complejo, donde se alojarán, Julia y Milagros charlaron con nosotros.

–¿Cómo es el show que traen a Mendoza?

–Julia: Nuestro show combina dos momentos. Por un lado, el acústico: las dos voces y la guitarra, tratando de generar en el boliche la intimidad con el público que caracteriza nuestros primeros videos. Se forma una suerte de «fogón» donde todos cantamos al ritmo de la guitarra las canciones de cumbia que solemos escuchar y bailar. Luego, una selección de bases de DJ nos acompaña para volver a la vorágine bolichera, al ritmo del bajo y la batería. La idea, sí, es sumar más músicos a la formación, y seguir creciendo musicalmente, sin perder el acústico como formación posible.

–Aunque algunos conozcamos la historia de Cumbia Nena, nos gustaría repasarla. ¿Cómo fue que se convirtieron en un dúo y qué sintieron cuando notaron que eso que hacían tenía tanta repercusión, sobre todo en YouTube?

Milagros: Nosotras estudiábamos actuación juntas en la UNA (Universidad Nacional de Arte). Nuestros profesores de primer año, Martín Otero y Vanina Falco, nos propusieron hacer un momento musical para la muestra de fin de año. Ahí surgió hacer Ocho cuarenta, de Rodrigo. Y ahí comenzó todo. Fuimos subiendo las canciones a YouTube, ya que no sabíamos en ese entonces cómo llevar nuestras ideas al vivo. Fue una tremenda y hermosa sorpresa ver que a la gente le gustaban y que querían escucharnos. No lo podíamos creer, y todavía tampoco podemos. Es impresionante cómo algo que surgió como un juego nos trajo hasta acá. Hace dos años y medio que tocamos en boliches de toda la Argentina, gracias sobre todo al apoyo incondicional de nuestra manager Rosalía Giuffre.

–La idea de empezar con un repertorio de cumbia y cuarteto, versionado con voces más delicadas y sonido acústico, ¿fue por la idea de sorprender con ese contraste sonoro o porque era la música que preferían como oyentes?

Julia: La idea de sorprender estaba presente, pero nunca fue lo primordial. Cumbia Nena surge desde el juego, y si bien ambas crecimos escuchando tango, folclore y rock argentino es en la cumbia donde encontramos un lugar de unión generacional que nos divirtió y convocó desde un primer momento. Cumbia, cuarteto y reggaetón también. Es decir, la música que bailábamos en nuestros primeros bailes, nuestras primeras salidas. Y que seguimos bailando hoy día. Habiendo nacido a tantos kilómetros de distancia, escuchábamos los mismos temas a la hora de divertirnos, de salir a festejar, y de eso se trata esencialmente Cumbia Nena.

–¿Cómo ha sido la experiencia de sumar canciones propias al repertorio (tanto en la experiencia de la composición como en la repercusión del público)?

Milagros: El sumar canciones propias se nos presentó como una necesidad. Quisimos transmitir nuestro aprendizaje, nuestros sentimientos, las cosas que nos pasan y pasaron. La letra de Jueves nuestro primer tema propio, es la representación de esa esencia recién nombrada que nos define: «El viento me lleva, la pista me espera, pongo a bailar al corazón». La repercusión fue inesperada, también sorpresiva y hermosa. La gente canta nuestros temas y no lo podemos creer, es muy emocionante.

–El fenómeno musical que ustedes representan tiene ahora un correlato audiovisual, también muy acorde a la manera en que ustedes han alcanzado popularidad. ¿De qué se trata la serie y cómo se sienten a la vez mostrando sus facetas actorales?

Julia: La serie muestra en términos de ficción las situaciones que hemos vivido y que vivimos como Cumbia Nena. Capítulo a capítulo contamos un poco de nuestra historia mediante eventos que demuestran los desafíos de vivir de la música, problemáticas dentro y fuera de la banda. Hacer la serie es todo un desafío. Si bien nosotras estudiamos actuación, la habíamos dejado un poco de lado en tanto la música se hizo tan presente. Nos encontramos nuevamente con el mundo actoral, y nos encantó. Y queremos también seguir creciendo en el rubro actoral que nos unió en un primer momento.

–¿Hay proyecto de grabación de un disco?

Milagros: ¡Sí! Estamos en vías de la grabación de nuestro primer disco, que pronto estaremos subiendo a las plataformas y redes sociales para seguir compartiendo nuestra música con todo el que la quiera escuchar.

Artículos Relacionados