El tiempo en casa y la llegada del otoño marcan un ciclo para el encuentro con los cuentos y la literatura infantil. Aquí algunas opciones para buscar material y en nuestro Instagram, un cuento de María Elena Walsh en la voz de la artista Pata Luján Williams.

    Es un buen momento para recuperar el valor nutritivo de la lectura compartida. También para invitar a los más chiquitos a disfrutar de los mundos tejidos que crean las palabras. Una oportunidad la de inventar un espacio, tirar almohadones en el piso, ambientar la escena del encuentro y abrir las páginas virtuales o físicas y los oídos, para la escucha. Una posibilidad, la del encierro, para descubrir autores, releer clásicos, repensar mensajes o inventar de la mano de una historia, otras.

    El proyecto de talleres literarios Laberinto Cuentos no sólo cumple dos décadas desde su fundación sino que se adapta a los tiempos que corren y sube cuentos a su canal de YouTube. En ocasiones, sus mentoras también transmiten en vivo desde su cuenta de Instagram, donde las profes le ponen magia a los relatos y proponen actividades abiertas al juego.

     

    Desde su IG, el músico Daniel Allaria le pone alegría a las infancias con canciones para los bajitos y en las redes de Inmendoza, la artista Pata Luján Williams saca de la galera un cuento de María Elena Walsh este fin de semana.

    En Bambalí Ediciones, las novedades 2020 son muchas, a pesar del aislamiento preventivo, social y obligatorio. Por ahora, recorrer el catálogo de la firma mendocina es una oportunidad para tentarse con libros preciosos que tienen una buena cuota de ilustraciones. En la biblioteca infantil, las firmas de escritores de la provincia no deberían faltar. Fabián Sevilla, María Luz Malamud, Chanti (en sus redes comparten contenido) y el aporte invaluable de Liliana Bodoc (santafesina de nacimiento) brindan paisajes valiosos para los más chiquitos.

    Por su parte, el espacio de literatura infantil y juvenil EDELIJ nos invita a «contagiarnos de lecturas, a encontrarnos desde lejos pero cerca». La campaña suma cada vez más adeptos y son los chicos quienes le ponen voz a una lectura que recomiendan a través de un video casero. En Instagram, están disponibles los últimos contenidos de esta comunidad que crece a ritmo lúdico y colaborativo.

    Otra alternativa para conectar, esta vez desde la presencia y la calma, es la que sugiere Yoga para Crecer, que desde sus redes sociales y su canal de YouTube apunta a jugar con la energía de la respiración y la esencia de nuestro ser. Las actividades son ideales para compartir en familia.

    Cuentos, un poco más allá

    Fuera de Mendoza y en el universo de posibilidades que circulan por la web, hay cantidad de audiocuentos y juegos para pasar tiempo de calidad durante la cuarentena.

    En la cuenta de Instagram de Abrazando Cuentos todos los días a las 16 hs. hay una lectura diaria en streaming. La Fundación Filba lanzó #Filbita, con textos leídos en las voces de chicos y chicas. El proyecto argentino Había una vez, dispone de nuevos audiocuentos y videos en sus playlists y redes. La editorial Pequeño Editor abrió una colonia gratuita de literatura, juego y expresión y la editorial Norma puso a disposición cuentos clásicos universales infantiles, guías de actividades, audios y charlas en vivo. Además, la compañía estadounidense Amazon ofrece una colección de títulos en seis idiomas diferentes en su web

    Foto de portada: FB Laberinto de cuentos