Pyura, con los ojos en Mendoza y un pie en el criptoarte se perfila como una de las bandas emergentes con mejor proyección.

    La banda de música electrónica nominada en 2020 a los premios Gardel es la primera de Argentina en apostar al criptoarte. Ahora lanza nuevo material con obras digitales y muchas ganas de aterrizar en una provincia en la que tienen historia.

    ¿Has escuchado Pyura? Si, has escuchado Pyura, tal vez sin saberlo: es una de las bandas de música electrónica con mayor proyección nacional, estuvo nominada a los premios Gardel en 2020, pasó por Lollapalooza y sus cuidadas producciones han acompañado decenas de atardeceres en bodegas y playas argentinas.

    Con nuevo disco y muchas ganas de aterrizar en Mendoza, Tomás Seivane (guitarra y vos) Santiago Mealla (sintetizador y bajo) y Juan Cruz Marino (octapad y secuencias ), ya subieron a las redes Hoy tus besos y Palabras al Viento.

    «Este nuevo material tiene un formato más personal, con temas cantados y temas instrumentales», cuenta a Inmendoza Tomás, quien además fue el director y guionista del video Pastizal realizado para Usted señálemelo.

    Este trío de smooth dancefloor, house, R&B y dream pop incursionó en lo que se perfila como el futuro de muchas obras artísticas: blockchain, hash y NFT, es decir, el negocio digital de la propiedad intelectual.

    Con dos álmbumes anteriores, muchos elogios –Indie Hoy la calificó como una de las bandas emergentes con mejor proyección- y colaboraciones con Barbara Williams El Zar, Lucas & The Woods, Bröder, Bárbara Williams, Justo & súra bequiét, se animan a esta nueva aventura que viene de la mano de un disco cantado por Seivane.

    «Hemos hecho mucho trabajo de producción, mucho en audio y sonido», afirma Tomás, quien dice que están comenzando a incursionar en esta modalidad de propiedad intelectual por iniciativa de su manager, Federico Arancibia.

    En esto han pasado el aislamiento, pero con enormes ganas de tocar en Mendoza, donde tienen una red de amigos músicos. «Hay enormes músicos en Mendoza, una provincia a la que siempre queremos volver. Esperamos que pronto y a tocar en vivo», dice Tomas.

    Pero, ¿qué es el criptoarte?

    Algunos de los videos y  piezas instrumentales de la banda se pueden comprar vía Non Fungible Tokens en OpenSea  ¿Cómo lo hacen?

    El criptoarte no cambia al arte ni a sus creadores: Pyura sigue creando igual, como siempre, como lo hacen las bandas desde tiempos inmemoriales. Pero cambia la forma de comercialización de la propiedad intelectual.

    El nuevo certificado NFT de propiedad para arte digital se basa en la tecnología blockchain y las criptomonedas y gana popularidad entre artistas de renombre,  youtubers, creadores de memes e influencers.

    Las siglas significan token no fungible (non-fungible token, en inglés). Un NFT es un activo digital, un elemento de valor único e indivisible.

    Debido a estas particularidades, este formato permite probar la autenticidad de artículos digitales, convirtiéndolo en una nueva ventana para los creadores. De hecho, se pueden registrar desde tuits hasta memes como el de  Zoë Roth, la niña fotografiada adelante de su casa en llamas, que logró sacar medio millón de dólares por Disaster Girl, como se bautizó a la imagen.

    Los compradores son los responsables de 3F Music, un estudio musical con sede en Dubai que ya había adquirido otras obras digitales como el meme Overly Attached Girlfriend (Chica demasiado obsesionada), por el que pagaron más de 400 mil dólares.

    Eso recién empieza y el futuro es enorme. Pyura ya se subió a la ola y otros músicos pueden hacerlo: nadie garantiza que se hagan millonarios, pero sí que puedan registrar sus piezas como únicas, irrepetibles y con propiedad intelectual.

    Fotos: Instagram de Pyura