El colectivo de street art mendocino comparte su trabajo en las calles y vuelve los muros de la ciudad espacios de expresión artística.

  • Autor:Andrea Calderón

Por Andrea Calderón

Asfáltico es un grupo dedicado a intervenir el entorno urbano y público a través del arte, utilizando como medio de expresión la pintura y, como soporte, las paredes. Lo integran José Pavez, Adrián Zotto, Luciano Tano Motta, Kevin Suárez, Ignacio Nash Fernández y Esteban Látigo Warro. «Nuestro trabajo surgió inicialmente mediante un proyecto que realizó la UNCuyo a mediados de 2012; el objetivo era llevar la disciplina mural a las escuelas, principalmente a las de zonas periféricas. Es así como nos seleccionaron, siendo estudiantes de la Facultad de Artes, para ser partícipes del mismo». Desde entonces, comentan, y culminado el proyecto, continuaron el trabajo en conjunto con otra estética y otro lenguaje, más vinculado al street art.

 

Asfaltico

 

«Cuando pintamos lo hacemos con la intención de acercar el arte a la mayor cantidad de personas posible, sin hacer diferencias entre clases sociales, edad o género. Creemos que el arte es un derecho y que no hay que limitarlo sólo a la élite. Buscamos interrumpir la monotonía rutinaria para que el encuentro entre el transeúnte y el muro sea fortuito», dicen. Para sus integrantes, cualquier reacción es válida mientras genere algo en el espectador y los murales no pasen desapercibidos. Con un imaginario de personajes híbridos, mutantes y antropomorfos que adoptan hábitos cotidianos, los seres de Asfáltico buscan confundirse con el sujeto social más allá de su monumentalidad, rasgos o mixturas.

 

Asfaltico

 

Atentos a las paredes que se les presentan en el camino, con la mirada agudizada y cierta estrategia para llevar adelante sus proyectos, los artistas de este colectivo son conscientes de que el entorno que rodea a la obra la vuelve muchas veces efímera. «Pocas veces hemos tenido problemas con los vecinos y casi nunca con la policía. Generalmente sucede apenas uno se pone manos a la obra, pero si nos atrapan con el trabajo avanzado suele pasar todo lo contrario y los agradecimientos no tardan en aparecer. Aunque nunca falta aquel que pasa a alta velocidad y nos grita: «¡Vayan a laburar!». Muchas veces la obra genera cariño en los propietarios de la pared o los vecinos, que intentan cuidarla, pero la verdad es que la calle es la calle y por más que a muchos les guste lo que hacemos, siempre van a estar los que no y basta que uno solo se anime y agreda el mural. Son los gajes del oficio y aceptamos los términos y condiciones callejeros al momento de intervenir».

 

Asfaltico

 

«Comida chatarra y consumismo van de la mano», dicen sobre esta obra ubicada en Eusebio Blanco entre Patricias Mendocinas y España de Ciudad. «Este mural lo comenzamos dos cuadras hacia el este; craneamos la idea en el momento e invitamos a una amiga a pintar. Estuvo todo bien hasta que el supuesto dueño del lugar amenazó con llamar a la policía. Nos retiramos dejando un par de líneas y manchas, pero retomamos a la poca distancia y pudimos concretarlo sin problemas», cuentan.

 

Asfaltico

 

En Lateral Este de la Costanera y Correa Saá de Guaymallén, El administrador de la página de Asfáltico maneja las redes desde su smartphone. Días antes de pintar, con la pared ya vista y la intención de aprovechar el espacio al máximo, debatieron algunas alternativas hasta que le dieron forma a este personaje. «Cuando ya habíamos avanzado cayó la dueña un poco alterada, conversamos y no sólo nos permitió terminar sino que hasta veló por la seguridad del mural», recuerdan.

 

asfaltico

 

La pared sur de la Escuela de Bellas Artes es otro de los espacios intervenidos por este colectivo. Radiografía de un graffitero fue realizado en «El día más largo del arte», un encuentro organizado por la institución en el que alumnos y docentes intervienen las instalaciones una vez al año. «Al momento de encarar el muro, partimos de un boceto y lo adaptamos al formato que nos ofrecía el colegio, tratando de incluir las ventanas en la composición para que no interfirieran. Lo concluimos el mismo día que lo empezamos; todo un desafío».

 

asfaltico

 

En Juan B. Justo casi Belgrano de Ciudad, este mural surgió por iniciativa de unos estudiantes que, motivados por reflejar el street art mendocino, convocaron a Asfáltico para grabarlos en acción. Así, llegaron a esta pared con previa autorización: «Al muro ya lo habíamos pedido. Menos mal, porque la vecina de al lado salió muy prepotente y a la defensiva pensando que íbamos a invadir con pintura su propiedad. No se despegó de la puerta hasta que nos fuimos», comentan.

 

asfaltico

 

«Nuevamente se dio la oportunidad de que nos filmaran para un trabajo los alumnos de Comunicación Social. Además de una entrevista, necesitaban un video de todo el proceso de trabajo, así que aprovechamos y renovamos uno de los primeros murales que habíamos realizado y que ya había sido vandalizado. El diseño del mural fue discutido a partir de una lluvia de ideas en ese mismo momento». ¿Dónde? En calle Salta, entre Córdoba y Corrientes, de Ciudad.

 

123456789