Ubicada en renovada calle Arístides Villanueva, la galería sorprende por su propuesta. Abre sus puertas con una muestra de Egar Murillo y Eduardo Hoffmann.

Una médica con posgrados en pediatría y psicoanálisis. Un ingeniero agrónomo. Dos aficionados al arte devenidos artistas y ahora también, gestores culturales. La historia de la galería Baalbek se remonta al sueño de su propietaria –Gilda Miralles– de tener un espacio donde exhibir las obras de artistas de todo el país, incluidas las propias. Del lugar forma parte el ingeniero Pablo Robello, a cargo de la dirección artística, y el arquitecto Gabriel Abal, responsable de lo administrativo.

Por el espacio han pasado ya, creadores como los correntinos Gustavo Mendoza y César Tschanz, el escultor y presidente de la Fundación Urunday Fabriciano Gómez y su colega Claudia Aranovich, y los artistas consagrados que actualmente ocupan las dos salas principales de exposición: Egar Murillo y Eduardo Hoffmann con la muestra “Tobiano” que se puede visitar hasta el 22 de abril. Se trata de una selección de los últimos trabajos abstractos y figurativos que caracterizan a cada uno de los artistas, hermanados por la vocación y el afecto compartido desde su juventud.

“Baalbek es una galería de corte informalista y contemporáneo. El objetivo es ofrecer un lugar donde las obras se luzcan como se merecen y al mismo tiempo, involucrarnos en un proyecto de carácter federal a través de convenios con otras provincias; tal es el caso de Corrientes, y con instituciones como la Universidad Maza”, explica Pablo Robello sobre el espacio, que cuenta además con un gift shop de arte y una sala de reunión en la que las obras se exhiben de forma permanente.

“Creemos que nuestro perfil es muy moderno y no sólo abarca pintura y escultura sino también fotografía, música, happening y performance”, agrega. “Nos interesan, además, los artistas emergentes, que hay tantos y son tan excepcionales”, expresa Gilda. La intención, apuntan, va más allá de Mendoza y está ligada a acercar a trabajadores del arte de otras provincias para generar intercambios y experiencias compartidas aquí o allá, así como promover el arte local por fuera del territorio.

Convencidos de que el arte embellece y genera trabajo, la misión de Baalbek se consolida a cada paso, y si bien la agenda de 2018 está completa, la apertura hacia lo inesperado parece siempre una posibilidad. “El arte hace seguras las ciudades y cuando una ciudad se embellece la gente la cuida y el turismo la visita. El arte escribe la historia de manera contemporánea”, opina Pablo Robello. Con obras de arte aseguradas y un sistema de iluminación acorde, el espacio recibe a los visitantes de lunes a viernes de 11 a 13 y de 17 a 21 hs.

Baalbek queda en Arístides Villanueva 529 de Ciudad. Para más información comunicarse al 261-6566421 o escribir a [email protected]

 

Artículos Relacionados