Todos los viernes de junio se presentarán películas de Studio Ghibli, compañía japonesa de animación en el Le Parc.

Organizado por Cineclub Stocco, el Espacio Le Parc y la Secretaría de Cultura, este ciclo ofrecerá cinco grandes películas, difíciles de encontrar en las salas comerciales. Las entradas serán gratuitas y deberán retirarse una hora antes de cada función, hasta agotar la capacidad de sala, que es de 140 localidades.

Factoría de culto

Studio Ghibli es un estudio japonés dedicado a la animación, considerado como uno de los mejores del mundo. Su nombre deriva del apodo que los italianos usaron para sus aviones de exploración del Sahara, en la Segunda Guerra Mundial, por el viento arenoso, caliente y seco que sopla en el desierto del Sahara.

El estudio fue fundado en 1985, está dirigido por el galardonado director Hayao Miyazaki, junto a su amigo y mentor Isao Takahata. Sus orígenes datan de 1983, con la película Nausicäa del Valle del Viento, que empezó como un manga en una publicación de la revista Tokuma Shoten. Tokuma era la compañía “madre” del Estudio Ghibli y cedió a Disney los derechos de video y distribución de varias películas, entre ellas La princesa Mononoke y El viaje de Chihiro. El compositor Joe Hisaishi ha creado la banda sonora para muchas de las películas del Studio Ghibli.

El 1 de septiembre de 2013, el director de cine y cofundador de la compañía, Hayao Miyazaki, anuncia su retiro y el 3 de agosto de 2014, Toshio Suzuki, productor del estudio y uno de los fundadores del estudio, anunciaba que clausuraban su sección de producción de largometrajes.

 

La grilla

Viernes 16, 21.30 h. Sala Chalo Tulián del Espacio Le Parc.

La princesa Mononoke (1997), de Hayao Miyazaki.

Sinopsis: El último príncipe Emishi, Ashitaka, salva a su aldea del asalto de un Tatarigami, un demonio que destruye todo lo viviente tan sólo al tocarlo. Usando su arco, Ashitaka le da muerte aunque es herido por este, dejando una oscura marca en su brazo. Al observar el cadáver del monstruo, Ashitaka descubre que en realidad era el dios jabalí Nago, que por medio del sufrimiento y el odio se corrompió hasta convertirse en Tatarigami. Ashitaka consulta a los ancianos de la aldea, temiendo por su vida al sospechar que la herida dejada por el demonio en su mano le haya transmitido su maldición. Ellos descubren una enorme bola de hierro en el cuerpo de Nago y comprenden que era la causa del sufrimiento que llevó a la locura al jabalí. La anciana del pueblo explica al joven que aunque su herida solamente cubre su brazo, se extenderá por su cuerpo hasta que muera. La maldición es un arma de doble filo, ya que en los momentos en los que se deje llevar por el odio obtendrá una fuerza increíble a cambio de que se propague más rápido. Cuando esto ocurre, su brazo se llena de gusanos negros retorciéndose, similares a los que tenía Nago.

La anciana, tras leer la fortuna de Ashitaka vaticina que sólo si viaja hacia el oeste en busca de la tierra natal de Nago y encuentra el lugar de donde proviene la misteriosa bola de hierro, tendrá alguna posibilidad de encontrar una cura. También le advierte que durante su viaje deberá “ver con ojos carentes de odio”. Al aceptar su destino tiene que aceptar también su exilio de su tierra natal, a la que no podrá volver nunca más y dejará a los Emishi sin heredero. Ashitaka monta a Yakul, su leal alce rojo y se dispone a partir sin mirar atrás, ya que está mal visto en la aldea despedirse de alguien que parte al exilio. Sólo una persona despide a Ashitaka, su amiga Kaya, quien le regala una daga de cristal para que no se olvide de ella.

 

Viernes 23, 21.30 h. Sala Chalo Tulián del Espacio Le Parc.

El cuento de la princesa Kaguya (2013), es la quinta película escrita y dirigida por Isao Takahata dentro de Studio Ghibli y la octava de su filmografía.

Sinopsis: La historia comienza cuando una pareja de ancianos campesinos encuentran a una niña diminuta dentro de una planta de bambú y deciden adoptarla como si fuera su hija. Convertida rápidamente en una hermosa mujer, es pretendida por muchos hombres, incluido el emperador. Sin embargo, su inicial júbilo se ve reducido a tristeza, pues asegura que vendrán por ella las personas de la luna, lugar del que es originaria.

 

Viernes 30, 21.30 h. Sala Chalo Tulián del Espacio Le Parc.

El recuerdo de Marnie (2014), dirigida por Hiromasa Yonebayashi.

Se trata de la última película del estudio después del anuncio del cese temporal de producciones de largometrajes. Nominada al Oscar a la mejor película de animación del 2016.

Sinopsis: El antiguo silo de la que se centra la película es un homenaje al molino de Burnham Overy de Norfolk. Anna no tiene ningún amigo, ni siquiera en su barrio, hasta que conoce a Marnie, en medio de los médanos. Sin embargo, Marnie guarda muchos misterios.

Una historia sobre un fantasma evocador con verdades que contar sobre la amistad, las relaciones familiares y la soledad. Anna vive con sus padres adoptivos, es un verso suelto solitario, siempre pensando en las musarañas. En verano, sus padres deciden enviarle a Hokkaido para quedarse con el anciano matrimonio Oiwa, donde recorre las dunas cerca del mar. Mientras juega en el agua encuentra una casa, la Casa del Pantano, la cual a Anna le resulta familiar. En la casa se encuentra con una niña enigmática llamada Marnie, que se convierte en la primera amiga de Anna. Pero un día, Marnie desaparece.

Un día llega una nueva familia a la región, y se instalan en la Casa del Pantano. Después de haber trabado amistad con Marnie, Anna se vuelve más sociable, haciendo que pronto la familia y otras personas del pueblo se vuelvan amigos de la pequeña. Poco a poco, Anna empieza a descubrir cosas sobre Marnie, que no era todo lo que parecía.

Sin embargo, este no es el único tema del que trata la película, también puede abarcar sobres otros asuntos como el Maltrato infantil en la que Marnie ha estado sometida por las Criadas que la cuidaban y el descuido que ella también recibía por parte de sus padres dañandola mentalmente a medida cuando crecía. También pude tratarse de una esquizofrenia por parte de Anna al imaginarse a Marnie, ya que el mayor tiempo se la pasaba sola.

Artículos Relacionados