Este fin de semana extra largo es uno de los favoritos por los amantes del vino para visitar bodegas y conocer sobre su mundo. Tomá nota de hermosos caminos bajo el sol de otoño.

Nuestra provincia concentra la mayor cantidad de bodegas de Argentina y ofrece variados recorridos. Hoy te nombraremos sólo algunos, los cuales creemos ideales para conocer durante estos cinco días. Lo mejor es hacer las visitas a bodegas con movilidad propia pero también está la opción de alquilar un vehículo y/o contratar un servicio en alguna agencia.

Proponemos comenzar por las rutas vitivinícolas de Maipú y Luján de Cuyo para continuar en distintas etapas por el Valle de Uco. En ambos recorridos hay bodegas de gran tamaño y también boutique con servicios de visitas guiadas para turistas, restaurantes y en algunas hospedajes de lujo.

En Maipú podemos iniciar el recorrido visitando Bodega La Rural con su renovado Museo Vitivinícola; continuar con Trapiche que tiene un visitor center y Espacio Trapiche, el restaurante con excelente propuesta gastronómica. En el distrito de Gutiérrez podemos hacer una parada en la bodega López, que todavía conserva toneles para la elaboración del vino y tiene un coqueto restaurante. Otras por conocer serían Carinae, Tempus Alba y en Barrancas, Finca Agostino con restaurante, sala de arte y preciosos jardines rodeados de parras centenarias.
Nuestra escapada puede continuar por Luján de Cuyo, departamento que reúne muchas bodegas tradicionales y reconocidas. En el corazón de Chacras de Coria podemos visitar la bodega boutique Clos de Chacras y su restaurante, o Alta Vista. Encarando la vieja ruta 40 encontramos Luigi Bosca y Lagarde con su restó Fogón. Otras interesantes cavas para conocer serán Kaiken, Fabre Montmayou, Nieto Senetiner, Vistalba y Durigutti-Lamadrid en el precioso distrito de Vistalba.

En Perdriel se encuentra la bodega histórica Norton y también algunas modernas como Foster-Lorca, Renacer y Casarena, a las que se llega por frescos caminos arbolados, rodeados de antiguas fincas y casonas. En Agrelo, con el Cordón del Plata de fondo, están las bodegas Susana Balbo Wines, Melipal, Cobos, Ruca Malen, Séptima y Decero, cada una con su estilo, restaurantes y arquitecturas diferentes.  

El Valle de Uco se trata del rincón vitivinícola mendocino más famoso en el país y el mundo entero. Los tres departamentos que lo conforman albergan decenas de bodegas abiertas al público.

Por la ruta de los Cerrillos uno deleita la vista con el paisaje de montaña y entra a Tupungato; el primer lugar que vemos es Atamisque, que cuenta con una cocina especializada en  truchas que ellos mismo crían. Por la misma ruta, se llega al pueblo pero tomando la 89 se encuentran las bodegas Domaine Bousquet, Sophenia, Andeluna, Rutini y Salentein, con su complejo cultural único. Si uno se desvía por la ruta 90, en Tunuyán, encuentra SoloContigo Winery  y en la 86, Passionate Wine.

En Vista Flores está el reconocido Clos de los Siete que alberga a las bodegas Diamandes, Cuvelier, Monteviejo, Flechas de los Andes y Rolland. También en esa zona están Piedra Negra, Gimenez Riili y Finca Blousson.

Al sur, en La Consulta y Paraje Altamira de San Carlos, vale conocer Altocedro, O.Fournier, La Celia y Piedra Infinita, de la familia Zuccardi.

Artículos Relacionados