La asistente del consulado de Francia en Mendoza es además creadora -junto a una compatriota-, de una marca orgánica de productos para el cuidado de la piel.

Desde hace un año y medio Vanessa Rais y su colega Maryline Goigoux, también francesa, comparten la marca de cosmética natural «Ida Weiss», un proyecto que surgió cuando sus intenciones se fusionaron para crear productos para la belleza y el cuidado de la piel. En sus casas, cada una por su cuenta y a veces reunidas en la labor, prueban, eligen y arman fórmulas para generar y luego distribuir en algunas tiendas de Mendoza sus productos: jabones, bálsamos, cremas, tónicos, aceites y vinagres para el rostro y el cuerpo.

«Nos conocimos por temas vinculados al consulado, del cual soy asistente ad honorem y que funciona en mi casa, porque mi marido es el cónsul, más allá de ser gerente de Bodegas Caro. Maryline ya hacía jabones y me comentó sus ganas de desarrollar una línea propia. Me súper interesó la idea… Al mismo tiempo una amiga me acercó la posibilidad de hacer un curso de biocosmética, al cual me sumé y me encantó. Luego juntas afrontamos la creación de la marca», comenta Vanesa, que hasta entonces estaba abocada al trabajo administrativo y diplomático.

Las propiedades de una selección de plantas y los aceites vegetales prensados en frío -almendra, jojoba, rosa mosqueta, coco, oliva, uva- son la base y la clave para el desarrollo de «Ida Weiss», que incorpora lavanda, salvia, manzanilla, romero, caléndula y malva, entre otras bondades que ofrece la tierra y son utilizadas para cuidar y embellecer la piel. Partiendo de lo que tienen ganas de hacer, el proceso responde a ese interés inicial y a partir de ahí reúnen los ingredientes para su realización, al que le sigue luego del envasado, detalles finales como la incorporación de etiquetas y su posterior distribución.

«El nombre de la marca reúne el apellido de la tatarabuela de mi socia, Weiss, y en mi caso tenía una tatarabuela que se llamaba Ida y como siempre me gustó y tengo dos hijos varones, lo usé para el proyecto», sonríe Vanessa. «Ahora también estoy desarrollando productos de limpieza para el hogar libres de químicos. El intento es buscar lo natural y lo casero también en la comida y cambiar hábitos sin caer en obsesiones. Al menos lo pienso así en mi caso», comenta.

Mini-bio

Nacida en Ginebra, Suiza, luego de estudiar en Inglaterra, Vanessa comenzó su sueño de viajar por Latinoamérica, hasta que en Chile conoció a su marido. Juntos y en Francia, a él le propusieron desarrollar emprendimientos vitivinícolas en Mendoza y así es como la pareja se instaló hace 17 años.

En el caso de Maryline, hace doce años que vive en la provincia y además de dedicarse a la cosmética, es guía de turismo y de montaña, además de profesora de francés.

Los productos de cosmética natural «Ida Weiss» pueden encontrarse en Juicy Box (Viamonte 4734, Chacras de Coria), Vehemencia Interior (Av. San Martín 286, Godoy Cruz) y muy pronto en Alambique (Perú 989, Ciudad de Mendoza).