Elegimos seis emprendimientos para cuando quieras sumarle a tu outfit, una prenda unisex con reminiscencias del pasado en espacios virtuales y físicos en los que es posible comprar.

Más allá de los precios accesibles, muchos se ven tentados a comprar prendas en tiendas vintage por la inspiración retro que con ellas es posible crear. En Mendoza encontramos sitios donde los seguidores de esta tendencia pueden lookearse con aires de época y comprar ropa a muy buen precio.

Un clásico: Feria Ramona

Una precursora de lo vintage en la provincia es sin dudas Ramona, que durante años funcionó en una casita de Guaymallén y más tarde se mudó a la Sexta Sección, además de haber itinerado por decenas de ferias. En el espacio, que abre jueves, viernes y sábados, de 17 a 21 hs., es posible encontrar ropa original de los años ´60 hasta los ´90, además de un montón de diseños realizados por Lado B, Priscila Ruth y Ramona Vintage.

«Vendemos una selección retro de prendas, elegida casi como una curaduría artística. También hay diseño de indumentaria con reminiscencias vintage y con el tiempo hemos sumados objetos de otros rubros, como CD´s, libros, cerámica y otros productos de autor», explica la artista Priscila González, quien junto a Angie Martín comandan la nave desde el principio, con la presencia y atención infaltable de la querida Zulma. No se entregan bolsas para contribuir al cuidado del medio ambiente y se reciben tarjetas. Queda en Martínez de Rozas 2025. FB e Instagram: feriaramonamdz

Tienda Vestigia

En un local a puertas cerradas, atendido por su dueña y en ocasiones por su novio -ambos mentores del proyecto-, funciona este showroom que comenzó como una feria en un garage. La intención es generar un comercio sustentable, con prendas recicladas y nuevas, provenientes en algunos casos de fábrica, además de productos de diseño con sello local. Jardineros, camisas, jeans tiro alto, poleras y vestidos son parte de la temporada. En el espacio no se entregan bolsas de plástico, se recibe efectivo y tarjetas, y algo muy importante: donaciones de alimentos, útiles y prendas para ser luego entregadas a instituciones o familias que lo necesitan.

Abre martes y miércoles de 17 a 20 hs., y viernes de 10.30 a 13 y de 17 a 20. Ver dirección en Instagram.

Sandro Vintage

Primero bajo el nombre Feria Jardín y por puro gusto por lo vintage nació el proyecto de la diseñadora de indumentaria Cynthia Virrueta, más tarde transformado en Sandro. Luego de abrir y cerrar un local, la tienda se trasladó al mundo virtual a través de las ventas online y a un showroom que abre al público una vez al mes.

«En Sandro tenemos prendas de otras épocas que conviven con prendas nuevas de distintas marcas, y otras que confeccionamos. Nos gusta el equilibrio entre una prenda vintage y algún ítem de la temporada, pero siempre gira todo en torno a lo vintage: es nuestro fuerte y nuestra fuente de inspiración». FB: Sandro Sandro / Instagram: Sandro Vintage

La Ropería

En La Ropería hay mucha variedad y de ahí en más, lo que debe operar es el gusto y la paciencia para la búsqueda. Una gran cantidad de prendas se acumulan en el lugar, donde inspiraciones de distintas épocas y confecciones de diversa calidad son colgadas de los percheros y distribuidas en los mesones. Hay accesorios, calzados, abrigos, pantalones y vestidos. Queda en San Juan 711, Ciudad de Mendoza, y abre en horario de comercio. Para más info comunicarse al 4204929.

Llévame contigo

En el Barrio Bancario, las hermanas Silvina y Ernestina Coria reciben al público con toda su simpatía y los percheros coloridos destinados a la platea femenina. En esta tienda de indumentaria es posible hallar ropa nueva, usada y vintage pero también accesorios con diseños propios, así como realizar arreglos y prendas a medida. La marca Hebras -Indumentaria Recuperada- es parte del asunto.

Abre de lunes a viernes de 18 a 21 hs., y miércoles, viernes y sábados, de 10 a 13. En Necochea 1448, Godoy Cruz. FB e Instagram: Llevame contigo

Feria No Fake

Un popurrí con mucha onda y sin distinción de género es el que reúne esta feria que exhibe sus modelos mediante publicaciones en las redes sociales y algunos encuentros abiertos que se realizan por mes. Subyace en el concepto, como en todas las otras tiendas mencionadas, la necesidad de un cambio en los hábitos de consumo para incentivar el comercio justo y cuidar el impacto ambiental. Los precios y las prendas se publican en Facebook e Instagram: feria no fake