El joven apareció en El Marginal, El Reino y en la ficción La 1-5/18. Su camino recién comienza y su futuro es más que prometedor.

    Muchos vieron la temporada 4 de El Marginal y concuerdan que uno de los momentos más fuertes fue la del robo a Gladys, la mujer de Mario Borges, y su venganza cruda ante el ladrón principal.

    Era nada menos que Lautaro Zera (@lautyzera), el actor mendocino interpretando perfectamente a un joven exaltado que nunca esperó que lo encontraran en su guarida y lo mataran de un disparo en una zona no muy común de ver en las ficciones.

    «Pensé que me iban a maquillar con el sudor para que saliera mejor la escena», revela el artista de 22 años que nació en Lavalle y que a los 14 encontró su vocación actoral en una obra de teatro en la escuela. «Pero no, fue todo re natural, hubo mucha adrenalina y el resultado fue increíble», completa quien a los 17 comenzó con su formación profesional.

    Actualmente está instalado en Buenos Aires, por empezar el tercer año de actuación, nunca deja de aprender, de ir a talleres y de rodearse de grandes de la industria. «Hay que estar activo, es una profesión que evoluciona y las oportunidades no te tienen que agarrar desprevenido».

    Su primer acercamiento a una producción grande fue el teaser de una serie dirigida por Pablo Echarri, «que nunca se hizo» y en plena pandemia lo llamaron para el casting de El Reino. «Ahí empezó todo. Ahí hubo un cambió en mi carrera».

    En la historia controversial religiosa protagonizada por Mercedes Morán y Diego Peretti tuvo dos pequeñas tomas junto a Peter Lanzani, su actor preferido y con quien le gustaría tener más oportunidades laborales, «lo admiro, es más de mi generación, me parece fantástica su evolución y todo lo que hace».

    Siguió con la temporada 4  de El Marginal, la serie carcelaria de Netflix y durante el rodaje de la ficción de El Trece «La 1-5/18» es donde pudo demostrar que, además de saber ponerse en los zapatos de distintos personajes, sabe de música, en especial de rap.

    «Me contactaron para una escena con unas pocas líneas y dije que sí de inmediato y estando en el set me enteré que un personaje hacía trap y rap y como yo hago música y rapeo desde hace un montón, lo comenté y terminé siendo el coach musical».

    Además de compartir su talento musical, Zera mostró en pantalla el club de fútbol de su niñez, esos colores que tantas veces defendió en la cancha y que siguen estando en su corazón y recuerdos. Y es que apareció en la novela con la camiseta del Cicles Club Lavalle.

    Durante toda la charla, Lautaro puso mucho énfasis en que su propósito es que lo vean. «Quiero que sepan de mis ganas de hacer de todo. Desde que me propuse dedicarme a la actuación estuve convencido de que iba a pasar. Me vine a Baires, a los 18, porque sabía que lo iba a lograr y que alguien me iba a ver. Miro hacia atrás, sobre todo cuando pienso de dónde vengo, y me parece increíble en tan poco tiempo».

    Y su camino frente a las cámaras sigue y sigue; durante el verano estuvo en Mendoza repartiendo su tiempo entre familia y el rodaje de la película Empieza el Baile, de la directora Marina Seresesky con Mercedes Morán, Darío Grandinetti y Jorge Marrale.

    Entre viñedos y montañas, Zera interpreta a un joven rebelde que está de novio y que tiene varios cruces con la dupla Morán-Grandinetti, que interpretan a dos viejos amigos. Una experiencia imborrable de su mente.

    «Yo nunca estudié un libreto tal cual estaba escrito, a la hora de filmar solía cambiar palabras y jugar con la improvisación pero un día vi a Darío hacer 12 veces la misma escena, diciendo las mismas palabras de la misma manera, con los mismos movimientos… Quedé en shock y ahí aprendí que eso da una edición más fácil. Lo que vi en su actuación fue el oficio y en los días siguientes lo intenté poner en práctica y estuvo bien, es dificilísimo pero lo intenté».

    ¿Qué se viene ahora? 

    Hice algunos castings para series de plataformas, estoy a la espera de la confirmación, tranquilo. Haber estado en las producciones anteriores me ha dado un poco de tranquilidad, de que los directores ya me conocen y de que va a llegar el personaje que tenga que ser para mí.

    «Me encantaría estar en la peli de Los Simuladores», dice entre risas el artista que también quisiera tener la oportunidad de darle vida a un personaje que tenga más desarrollo.

    Los inicios de la pandemia hicieron que el joven actor pausara obligadamente la actuación y en esos momentos de soledad en su casa natal, decidió mostrarle a sus seguidores de Instagram sus composiciones y su talento para la música.

    «Cuando conocí el rap y el freestyle me volví loco», dice y cuenta: «canto desde chico y en  2017 conocí el rap, el freestyle, las batallas de rap y empecé con mi mejor amigo. Siempre se me dio por escribir pero nunca saqué nada hasta que en la cuarentena empecé a filmarme y a compartir con todos».

    Su música gustó tanto que lo alentaron a hacerlo de manera profesional y así es que se puso nombre artístico musical: LPP, que significa Los Pibes Piolas, «lo inventamos en el secundario con dos amigos y de ahí quedó la sigla».

    Lauti ya tiene tres videos en su canal oficial de Youtube, grabados y filmados profesionalmente: «Mi primera canción fue Mirada al Futuro, que la filmamos en Lavalle». Zera escribe de cosas que le pasan a él, de su vida, del amor y en noviembre del 2021 presentó  Y Que Tú Estés Aquí.

    Ahora sigue componiendo porque le gusta mucho hacerlo, «es un lugar de juego, de probar cosas y no tengo ninguna presión. Por ahora me va abriendo puertas porque está buenísimo que un actor sepa bailar, cantar y actuar, mientras más herramientas mejor».