Te dieron ganas de tomar unos tragos y te fuiste [email protected] ¿Y? La escena es típica en el mundo entero, y Mendoza está llena de opciones. Sacate los prejuicios y hacete amigo de las barras de la Ciudad.

  • Autor:Jimena Fernández Arroyo

Saliste más temprano del trabajo pero no hubo quórum cuando intentaste convencer a tus compañeros de que era una excelente oportunidad para un after-office. Estaba todo organizado pero, uno a uno, tus amigos fueron bajándose del programa. La chica con la que habías quedado te canceló la cita…

En realidad no hace falta tener una excusa ni ser extranjero para sentarte en la barra de un bar a tomar algo… con vos mismo. En muchos lugares del mundo, la escena es muy común. Pero por alguna razón, por estas latitudes no es algo que suceda a menudo.

¿Por qué será que en Mendoza el “solo” en un bar es sinónimo de loser? En las películas hollywoodenses, la imagen se repite: hombre con el corazón roto se embriaga y le cuenta sus penas al bartender. Y hace papelones. Y si sumamos este estereotipo  adquirido e instalado a las cualidades de prejuiciosos y estructurados que tenemos los mendocinos… ¡ahí está! No hace falta decir mucho más. Exceso de Hollywood + idiosincrasia mendocina = narrow-minded.

 

De copas conmigo

 

 Lo cierto es que, como en todo, hay excepciones. Hay quienes no necesitan pretextos para salir a tomar algo solos. Hay también gente poco curiosa a la cual no le importa en absoluto lo que pasa a su alrededor. Y seguramente habrá quien se cansó de los amigos de siempre y prefiera hacerse de nuevas amistades -o conquistas, por qué no- en la barra de un bar.

 

Salir a tomar algo solo

 

Aunque para muchos la palabra soledad lleve aparejada una connotación negativa, también puede ser la carencia “voluntaria” de compañía. Para ellos, para aquellos valientes que disfrutan de la solitud, salimos a recorrer los bares de la Ciudad.

¿Con qué nos encontramos? Con mucha más gente open minded de la que nos imaginábamos. Y con bares “lonely friendly” repletos de onda. Lugares donde pasarlo bien solos. Aquí nuestro top 3.

De copas conmigo

Believe Irish pub

En plena calle Colón se encuentra este bar que ya es un clásico. A casi diez años de su apertura la imagen cada noche es la misma: el lugar está lleno, la música es universal y el ambiente es cálido y ecléctico. Jóvenes y no tanto, grupos de amigos, parejas y gente sola. Turistas que vienen de lejos, visitantes de otras provincias y mendocinos por supuesto. Así de variopinto es el público del Irish. Buena onda por doquier.

 

Salir a tomar algo solo

Believe Irish pub: tragos, música y ambientación. ¿Qué más necesitas?

“Más de un 80% de las veces la gente sola elige la barra, porque una mesa por más chica que sea no deja de ser un lugar para dos. En este bar la barra es la actriz principal, te sentás y pasás desapercibido, podés ver videos musicales o un partido y no te sentís descolocado como pasa en otros lugares que por ahí no tienen barra. Cuando abrimos, al principio, eran en un 90% extranjeros los que venían solos, hoy en día vienen más locales que turistas”, comenta Gonzalo Rodríguez, propietario de Believe Irish pub.

 “He tenido la suerte de viajar a Europa, y allá el bar y la barra son parte de la cultura de la gente, de su vida cotidiana, salen del trabajo y van a tomar algo. Si bien hay bares de moda, van mucho al bar de su barrio que es como su segundo hogar. Ellos ya tienen esa cultura instalada desde hace mucho y creo que recién acá se está imponiendo ese tipo de práctica”, continúa.

 

Salir a tomar algo solo

El after-office es una práctica común en Europa y nosotros, ni lentos ni perezosos, sabemos que copiar.

 

En cuanto a la relación con los demás, Gonzalo opina: “Me parece que el extranjero trata de interactuar más con el que tiene cerca. Pero también están los mendocinos que salen solos de conquista, hay pocos, ¡pero hay!”.

Antares

Donde comienza Arístides Villanueva está ubicado este local cuya vedette es la cerveza artesanal. Su origen se remonta a Mar del Plata en 1998, cuando tres amigos comenzaron a fabricar su propia cerveza. La excelente respuesta recibida en esa ciudad balnearia provocó que hoy, a quince años de aquel nacimiento, podamos encontrar locales de la marca por el interior del país, en ciudades como Tandil, La Plata, Bariloche, Mendoza, Pinamar, Rosario y Córdoba, entre otras.

Luz tenue, un ambiente acogedor, buena música y deliciosas opciones para maridar armoniosamente los distintos sabores de la cerveza artesanal. Eso es lo que ofrece Antares. Su generosa barra -frente a los tentadores tanques color cobre- invita a sentarse para que comiencen a desfilar pintas.

 

Salir a tomar algo solo

La vedette de Antares es la cerveza artesanal.

 

“Muchos extranjeros vienen solos, son aventureros que se animan a relacionarse con el mozo, el barman, el cajero, quien esté disponible para charlar un rato. De hecho me he terminado haciendo amigo de algunos. Pero también vienen mendocinos solos”, cuenta Bryan Villegas, bartender de Antares.

“Los que salen solos salen muy abiertos a dialogar, con el que está sentado al lado, o con el que está trabajando. La bebida también tiene mucho que ver, no es lo mismo tomarte una pinta de cerveza que pedirte una botella de vino…”, asegura.

Bryan continúa: “Yo también salgo bastante solo y no creo que esté mal visto, sí creo que es algo fuera de lo común. Creo que muchos admiran la valentía de salir a tomar algo solo, que no todos la tienen. Uno puede pasarla igual o mejor inclusive que saliendo acompañado”.

Uvas y Devas

Los glamorosos bares de los hoteles cinco estrellas son otro sitio ideal para tomarse una copa con uno mismo. Lugares más que obvios para encontrar gente de las más diversas nacionalidades. Y si a esta característica le sumamos la ubicación céntrica, el combo es perfecto.

Frente a la plaza Independencia está Park Hyatt Mendoza. Allí, en el primer piso, se encuentra “Uvas Bar”, que reabrió recientemente con algunas novedades.

NI 10

Los hoteles cinco estrellas como el Park Hyatt Mendoza también ofrecen espacios exclusivos para disfrutar de un buen trago.

Por su parte, el Devas Lobby Bar, es la estrella de Sheraton, hotel ubicado en pleno centro mendocino.

Son los mejores bares para pedir bebidas importadas y tragos clásicos. La atención es de primer nivel y uno puede elegir sentarse en la barra o en los cómodos sofás de altos respaldos. Ambos apuntan al público local, a los huéspedes del hotel y a turistas en general. Son el lugar perfecto para comenzar o terminar un recorrido por la noche de la Ciudad.

Entonces, no se trata de “juntar coraje”, sino simplemente de romper un poco con las estructuras. Si te dejás llevar y decidís salir a tomar algo solo, ya te contamos cuáles son los bares más “lonely friendly” de la Ciudad, donde más cómodo te sentirás.

Ernest Hemingway dijo una vez: “I drink to make other people more interesting” -“Bebo para hacer a las personas más interesantes”-. Bueno, cuando tomás algo solo, ¡vos mismo podés volverte más interesante! Accionate y disfrutá de esta experiencia 100% recomendada por los que más saben.