Las bodegas mendocinas que se han convertido en majestuosas salas de arte aportan una vivencia extraordinaria a los visitantes, que se suma a la oferta gastronómica y a las degustaciones.

Música clásica, rock, tango, yoga y artes plásticas florecen entre viñedos y barricas: las bodegas mendocinas son monumentos, iconos de la arquitectura y espacios en donde todo puede suceder.

Con la pintura y la escultura el vino tiene larga data, y está presente en innumerables clásicos en todo el mundo. En Mendoza nació un maridaje que empezó a asomar tímidamente a principios de la década del 2000, y que hoy es atrae cada vez a más visitantes y que permite a los artistas mostrar y vender su obra.

MovArt. Hay bodegas que ya tienen galería permanente en una sala, en sus cavas, en las paredes o en sus barricas. Otras, se suman a MovArt, el ciclo de arte itinerante en bodegas que impulsa a que el arte salga de los talleres y brille. Como parte del ciclo distintas muestras se pueden disfrutar a lo largo del año en Bodegas Caro, Escorihuela, Catena Zapata, La Rural y  Trivento.

Hoy, quienes quieran ver lo mejor de la pintura y la escultura de Mendoza y de Argentina, pueden pasar un día completo con todo incluido: degustaciones, comidas y galería de arte. Las bodegas que ya tienen su espacio permanente y restaurante son:

Bodega Casa Vinícola Reyter. La tradicional bodega de Guaymallén dio el puntapié inicial en 2005, cuando inauguró su sala destinada a las artes plásticas «con el objeto de integrar la obra de arte a la arquitectura». Este espacio exhibe obras de renombrados pintores y escultores mendocinos y del interior del país durante todo el año.

Galería Killka, al pie de la cordillera. En 2006, Bodega Salentein inauguró la Galería Killka, ubicada en el corazón del Valle de Uco, surcada por montañas nevadas y viñedos. Desde hace 13 años la bodega alberga muestras permanentes e itinerantes, y facilita a los artistas locales la exhibición y venta de sus obras.

La Casona de Los Toneles. Los Toneles, en Guaymallén, inauguró en marzo la sala de arte “La Casona”, con Milo Lockett como invitado de honor. Ahora, quienes visitan la bodega o van a comer a su restaurante tienen muestras permanentes que son el broche perfecto para un día de diversión y relax.

Las paredes intervenidas de Casarena. Casarena Bodega y Viñedos, en Luján de Cuyo, convocó a las artistas Cecilia Carreras, Renata Würschmidt, Valeria Guarnieri y Valentina Del Mar Banyuls para intervenir sus muros, que hoy son un colorido museo a cielo abierto y que también forma parte de la visita.

Agostino, en Barrancas. En Barrancas, Maipú, Finca Agostino inauguró en 2015 su propia galería que ha albergado trabajos de artistas de todo el país. La sala se suma al paseo que incluye degustación, comida y visita al interior de la bodega.

Cava de Arte: En la galería de arte del restaurante Casa del Visitante, en Bodegas Familia Zuccardi se hacen las tradicionales muestras “Cosecha de Artistas”. La bodega de Maipú desde hace varios años, convoca a artistas plásticos para participar de una jornada de cosecha, la cual sirve de inspiración para luego plasmar su experiencia en diversas obras que son exhibidas en una muestra colectiva y en las etiquetas de un vino de partidas limitadas, que se elabora con los frutos recolectados ese día.

SinFin en Maipú. En Maipú, Bodega Sin Fin tiene su Cava de Arte que se inauguró en noviembre de 2013 con obras de Tania Driban Molinelli. La galería abre todo el año con muestras que se exponen durante y tres meses cada una. Han pasado por el espacio variedad de artistas tanto en pintura, escultura como fotografía.

Bodega A 16. Ubicada en la calle Cobos de Luján de Cuyo, las montañas que la rodean, sus más de 140 hectáreas de viñedos y sus detalles artísticos y religiosos, hacen de A16 una bodega especial. Una pintura de Sergio Roggerone y 12 esculturas de Alfredo Ceverino captan la atención de los amantes del arte en todas sus formas. El restaurante es para más de 30 comensales y proponen un menú exquisito y criollo por temporada.

Bodega Labiano, en el corazón de San Rafael. En Rama Caída, San Rafael, tiene su espacio Cultural «Arte con alma de vino». Hay que bajar a un subsuelo para ver cuadros y esculturas de reconocidos creadores de Mendoza.  «Una sala dedicada a barricas intervenidas por artistas mendocinos, una donde se albergan los principales escritores mendocinos y sus trabajos sobre el vino y una última donde se exponen las pinturas de los artistas más reconocidos en Mendoza», afirman desde Labiano.

Las barricas intervenidas de Renacer. Desde Luján de Cuyo, Bodega Renacer invita desde hace seis años a artistas plásticos a intervenir sus barricas, que después se convierten en piezas invaluables que se pueden ver en las visitas.