En un recreo de su rutina, la joven guitarrista y compositora nos habló de su carrera musical y de sus sueños.

El nombre de Belén Larroulet está resonando por diferentes lados. Y la curiosidad nos llevó a sentarnos en una mesa de café con ella y compartir una charla entretenida. Al verla dijimos, «es ella» porque de su hombro colgaba su amiga fiel: la guitarra eléctrica.

Sí, sí, ella es una guitarrista fenomenal que, en el formato que sea, se luce con sus acordes y canciones. La vida de Belén gira en torno a la música; a los 14 años descubrió la música negra y casi a la par su instrumento predilecto; y desde ese entonces, ambos, se han convertido en su motor diario.

«Siempre he estado en ese estilo del funk, soul, rock y blues porque tiene mucho instrumental y eso me gusta», apuntala joven que se define como «bastante sensible» aunque, aclara: «La gente cuando me ve cree que tengo una personalidad fuerte, dura»

¿Buscás eso?

Creo que ser guitarrista en un mundo de hombres es como que necesitas cierta impronta y más al tocar una guitarra eléctrica; creo que la fuerza o imposición tiene que ver con tocar un instrumento que, por ahí, está más asociado a los varones.

Larroulet es quien compone sus propias canciones instrumentales y confiesa que siempre hay un sentimiento a la hora de escribir; que el estar triste o en un proceso más emocional le resulta más productivo y, entre risas aclara: «Estando feliz no se me ocurren muchas cosas para componer».

«Yo tengo imágenes en la cabeza y no importa si hay letra para la música o no. Puedo crear imágenes surrealistas y tengo muchas ganas de hacer cosas con audiovisuales que ayuden justamente a interpretar la música instrumental que escribo», revela la guitarrista.

¿Cuál es tu búsqueda? 

La composición, la música propia. La idea es crear, grabar y hacer. Tengo en mente que La Roulet sea una banda fija que toque los temas que yo voy haciendo y en la que el cantante pueda cambiar. Quiero grabar un disco.

¿De dónde sale tu inspiración?

Escucho bandas y músicos que le aportan algo nuevo al género como Vulfpeck, Jack White, Anderson Paak, Jimi Hendrix y Stevie Ray Vaughan. Escucho qué es lo que está pasando y estudio mucho… Ser un mejor músico cada día es la búsqueda más real.

Muchos reconocerán a Belén como la guitarrista de Amy Rod -el grupo local que rinde tributo a Amy Winehouse-,de La Roulet -su trío de música negra e instrumental- o de Kika´n Roulet -una banda de rock que comparte con músicos de San Juan-. Lo cierto es que ella, además de esos proyectos, es música sesionista, da clases de guitarra y enseña música en un jardín. 

Y después de conocerla un poco más, entendimos el porqué de su vida «al palo», como ella misma dice, y seguramente el 2018 lo sellará con el título de su álbum y la materialización de «cosas nuevas» que está haciendo con Emma Calle (batería) y Nico Bustos (bajo).