Con más de 20 variedades con masa a la piedra, La Pizza es la opción más rica para pedir, comprar al paso o disfrutar en el local.

Hay noches que uno se tienta con una porción de pizza «rica», caserita, crocante, sabrosa, con mucho queso… Y eso es justo lo que ofrecen en La Pizza, el local ubicado en plena Avenida Sarmiento, dedicado a este manjar y a la innovación de sabores sorprendentes.

La comida de aquí es única por el simple hecho de que es realizada en un horno de barro con más de 30 años de antigüedad; éste es uno de los secretos que le da a las masas un toque único y delicioso. «La pizza se cocina sobre los ladrillos y eso hace que salga a la piedra, con buen piso; la cocción es pareja y adquiere un sabor especial», comentan los propietarios.

El otro distintivo es la masa utilizada; en La Pizza elaboran su propia receta y cada día el maestro pizzero se encarga del amasado, leudado, cocción y de la elección de productos frescos para las más de 20 variedades que elaboran.

A la fugazza con queso, muzza, especial, cantimpalo, napolitana, viena, provolone, cuatro quesos, anchoas y panceta se le suman las de rúcula, espárragos, alcaucil, espinaca, atún y la española. En la sección de pizzas de autor resalta la Ricardito (salsa, muzza, jamón, tomates, verdeo, parmesano, aceitunas), De Miguel (salsa, muzza, queso azul, nueces y aceitunas) y Del Pupi (salsa, muzza, panceta, verdeo, champignones, parmesano, aceitunas y aceite de oliva).

«Las variedades de la casa llevan el nombre del cocinero que las inventó porque la gente venía a pedirlas como “la del Ricardito”, por ejemplo, y no con el nombre que tenía. Quisimos seguir con la tradición», apuntan los socios que ofrecen a sus clientes pizzas individuales, de seis y ocho porciones. Cualquiera puede ordenarse mitad y mitad.

«Acá todo se hace al horno. No hay cocina, plancha ni freidora. Incluso los lomitos y las papas», resaltan quienes incorporaron a su carta lomos de carne vacuna con pan árabe casero, papas redondas, rebozadas y con caritas sonrientes, ideales para picar o acompañar cualquier plato.

Ojeando la carta también se encuentran las focaccias con opciones vegetarianas como las de palmitos y napolitana; variedades de empanadas repartidas entre las clásicas (carne, pollo, queso azul, queso y cebolla, caprese, entre otras) y las de la casa como las de chorizo y las de morcilla; lomo pizza -para cuatro u ocho personas- y calzones de dos, tres y cuatro porciones.

Todos los días, en el local hay promociones imperdibles. Así, una pizza -variedad a elegir entre dos opciones- más dos pintas de cerveza tirada queda a $ 450. Se trabaja en exclusiva con la marca Kasten y disponen de una canilla de 23 Ríos.

Hace seis años, La Pizza abrió la ventana de su cocina para todos aquellos que pedían por teléfono su comida y ahora, gracias a la elección de los mendocinos y los turistas, se extendieron a un reconfortante salón. Allí hay un rinconcito ideal, un patio interno, que es elegido por grupos que quieren un poco más de intimidad y/o destinado para evento privados.

Hoy podés pedir tu pizza desde la comodidad de tu casa; pasarla a buscar y disfrutarla al paso o compartirla en las mesitas con tu mejor compañía.

La Pizza. Dirección: Avenida Sarmiento 781, Ciudad. Horarios de atención: Lunes, martes y miércoles desde las 18 y de jueves a domingos y feriado, de corrido, desde las 12.30. Delivery o reservas: 4203-704

Fotos: Gustavo Sabez y La Pizza