Un restaurante amigable y diurno para compartir momentos donde la rica cocina convive con el buen vino.

Fue a fines de 2009 que Nicolás Heras e Ignacio Molina abrieron su primer restaurante con miras al turismo. Antes tuvieron una vinoteca con el mismo nombre: Pie de Cuba, en el lenguaje vitivinícola, una técnica destinada a crear una población inicial de levaduras.

Convocar a los visitantes de Mendoza resultó el principal motor del restaurante entonces conocido por fusionar platos de la cocina tradicional con toques gourmet. «Con el paso del tiempo nos dimos cuenta que quienes nos visitaban eran mendocinos y que eran ellos los que nos promocionaban de boca en boca», comparte Nicolás, que junto a Ignacio llevan la batuta en la cocina.

Un gran espacio verde enclavado en la Ruta del Vino y a pocos minutos de la Ciudad de Mendoza contiene al público y son alrededor de cincuenta los cubiertos disponibles para comer al aire libre o bien refugiarse en el salón, donde también se encuentra una vinoteca a la vista con emblemáticos Malbec de la provincia, etiquetas de Chile, Salta y San Juan, y aceites de oliva, dulces, mermeladas caseras y hasta habanos puros.

Siempre al mediodía, los viernes, sábados, domingos y feriados, Pie de Cuba abre sus puertas para reunir a los convocados a la mesa. La idea es que los comensales dispongan de un sitio espacioso, tranquilo y cómodo y por lo tanto, que las visitas sean con reserva previa. En el lugar y con aviso, también se dictan clases de cocina para aprender recetas tradicionales de estas latitudes.

La carta de Pie de Cuba, desde sus comienzos a esta parte, fue ampliada, y a la cocina regional que ofrecían le sumaron nuevas fuentes de inspiración. Un menú a elección de tres pasos -entrada, principal y postre-, son parte de la alternativa de este restó también disponible para eventos empresariales y sociales, aunque distanciado de lo que conlleva la organización de una «fiesta».

Filet de ternera, bondiola de cerdo, trucha o salmón, ñoquis de remolacha con crema de parmesano, opciones para vegetarianos y platos aptos para celíacos, con todos los cuidados necesarios, son algunas de las tentaciones principales inspiradas en productos frescos, mendocinos y de estación.

«Pie de Cuba es un lugar de cocina fresca para que la gente venga a relajarse, teniendo en cuenta que hacemos todo en el momento. En fechas especiales el menú también lo es. Y buscamos que las personas pasen un momento agradable y que por supuesto, vuelvan, como sucede en muchísimos casos», invitan sus responsables.

¿Dónde? En Urquiza 800, Coquimbito, Maipú. Abre viernes, sábados, domingos y feriados de 12 a 16 hs. Reservas al: 2616154721 y 2616236389.