Los batidos fríos con fruta y verdura fresca son un excelente aliado para las defensas. Y divertidos para preparar en casa. Te dejamos las recetas de deliciosos licuados y sopas que se comen frías y son facilísimas.

    Todavía hace calorcito y se pueden comer frutas y verduras crudas, que aportan todas las vitaminas frescas y mucha fibra. Además tienen pocas calorías y aportan agua, ácido fólico y desintoxicantes.

    Sopas frías: gazpacho y más

    El gazpacho se puede tomar en vaso o como sopa y es refrescante, rico, lleno de vitaminas y descongestivo, porque tiene ajo.

    Tenés que batir: 1 kilo de tomates maduros / Dos dientes de ajo/ 50ml de aceite de oliva / Un puñadito de pan para que no quede tan liquido/ Una taza de agua/ Un pimiento verde/ Dos cucharadas de vinagre o aceto. Opcional: un pepino

    Batir todo y listo. Le podés poner sal, pero generalmente no hace falta y es más sano sin otro condimento

    Gazpacho con palta: más potente y espeso

    Tenés que licuar: 1 kilo de tomate/ 1 palta/ Una cebollita de verdeo/ Un pepino/ Un diente de ajo/ Jugo de un limón/ Una taza chica de aceite de oliva/ La sal es opcional.

    Sopa de zapallitos y palta

    Hay que batir: 2 paltas/ Una taza de puré de calabaza/ Dos zapallitos italianos/ Una cebolla/ 200 gramos de yogur natural (sin azúcar)/ Medio litro de caldo de verduras/ Dos cucharadas de aceite de oliva/ Sal y pimienta.

    Pepino, yogur y menta: más fresco no se puede

    Licuar: 2 pepinos grandes (o 3 medianos)/ Una papa previamente hervida y sin agua/ Un yogur natural sin azúcar/ Una cebolla/ Un limón/ Un manojo de menta/ Dos cucharadas de aceite de oliva/ Sal y pimienta.

    Advertencia: este batido al llevar papa no dura en la heladera. Lo tenés que comer en el día.

    Sopa de sandía y curry

    Tenés que licuar: Un cuarto de una sandía/3 tomates maduros/Una cebolla chica/Un chile (jalapeño o pimiento pequeño, está en todas las verdulerías)/ Una cucharada de curry/ Aceite y vinagre (una taza de café de cada uno/Cien gramos de queso azul/ Una cucharada de miel/ Pimienta, y sal.

    Se sirve con nueces encima.

     

    Los licuados son ideales porque podés tomarlos y dárselos a los chicos como bebida a la hora del desayuno o del té, sumado a lo que quieran comer. Con estos batidos ya vas a tener la vitamina que necesitan para el día.

    Manzana con leche o con avena

    Batí dos manzanas peladas, dos tazas de leche, jugo de limón y azúcar o edulcorante.

    La manzana también se puede batir con un poco de agua, limón, canela y avena. Este segundo licuado es detox total.

    Banana con naranja

    Es el más fácil y a todo el mundo le encanta. Tenés que exprimir dos naranjas por cada banana, poner el jugo y la banana en una licuadora o minipymer y ya está. Son dos naranjas y una banana por persona.

    Banana con leche. Este licuado es ideal para los que no soportan la leche sola. Si le agregás hielo mucho mejor, queda exquisito. Y si querés ponerle más frutas, con dos o tres frutillas queda ideal,

     

    Naranja con leche: sí. Queda rico y la leche no se corta. Usá el jugo de dos naranjas, media taza de agua, media de leche y azúcar.

    Sandía. A la sandía la podés batir sola y ya está, licuado hecho. También queda rica con jugo de limón y menta, y con leche es deliciosa como un helado.

    Kiwi bien dulce. Tenés que batir tres kiwis con una taza chica de leche condensada, dos cucharadas de limón y azúcar.

    Frutilla. A todos les encanta, pero si te parece cara no importa. Con cien gramos alcanza: se bate con agua o con leche, se le pone mucha azúcar y ya está.

    Melón. Si lo batís solo con un poco de agua queda riquísimo. Pero si le agregás menta y limón es un manjar.

    Multifruta. Este rinde para varias personas. Ponés naranja, banana, manzana y si querés durazno o kiwi, agua y a la batidora.