El reconocido restaurante de Chacras de Coria ofrece una carta donde los pescados son los sabrosos protagonistas. Un emprendimiento familiar que abarca a un público ecléctico que disfruta del buen comer

Las nochecitas en Chacras de Coria tienen ese no sé qué… También los domingos al mediodía, cuando el hambre asoma y la ocurrencia es ir en busca de buena gastronomía. La Tasca es entonces una alternativa clásica por su historia y reconocida trayectoria entre los vecinos y asiduos clientes, y deliciosa por el inconfundible sabor a mar a la hora de comer. Los pescados y mariscos son la especialidad de la casa, sin por eso descartar las carnes y pastas que ofrece el lugar.

Ubicado en pleno centro de Chacras de Coria (Mitre 1440), y con una amplia playa de estacionamiento propia, este antiguo bodegón de madera empezó y continúa como un emprendimiento familiar. Si bien La Tasca como tal comenzó a funcionar en 1993, tiempo antes el «clan» tuvo la Pizzería Barraquero frente al Casino de Mendoza, «una de las primeras rotiserías del centro», y más tarde el restaurante Trattoria Aveni, esta vez cercano al casino del Hyatt.

«Cuando nos vinimos a vivir a Chacras empezamos con una rotisería en un pequeño local en la calle Viamonte, con dos mesitas y comida para llevar. Más tarde nos mudamos al local de enfrente y luego a este espacio, donde nos agrandamos un poco más», explica Samanta Aveni, responsable por estos días del lugar.

La tradición española e italiana convergen en la propuesta del restó, donde los sabores caseros, los productos frescos y la calidez del entorno reciben al visitante entre objetos antiguos, posters en blanco y negro y obras de arte. Rock nacional e internacional de los ’80 y ’90 y clásicos le ponen música a la comida, ideal para compartir en pareja o con niños, en un clima familiar y amistoso.

Abierto viernes y sábados por la noche y domingos al mediodía, las sugerencias pasan por platos como el pulpo chileno a la gallega, los canelones de centolla, las machas a la parmesana o la cazuelita de verduras gratinadas. Mariscos varios –mejillones, rabas, almejas, gambas, ostiones, entre otros– y pescados a la plancha –salmón, congrio, merluza, trucha o lenguado– sobresalen por su frescura y deliciosa cocción.

Para los carnívoros tradicionales hay carnes y pollos en versiones bien diferenciadas y existen pastas para quienes se antojen de un rico plato italiano. Celíacos y vegetarianos no se quedan afuera de la propuesta de este rústico bodegón atendido por sus dueños, que los días de verano también abre sus puertas miércoles y jueves a la noche, con la pérgola dispuesta para los visitantes que quieran comer bajo la sombra del parral.

A la hora de lo dulce, el tiramisú y los panqueques de dulce de leche son los preferidos por los clientes asiduos. Vinos de bodegas clásicas (Los Haroldos, Trapiche, Zuccardi, López, Goyenechea, Norton) y la incorporación de nuevas etiquetas se suman a la carta de La Tasca, un lugar para visitar, en lo posible con reserva previa.

Artículos Relacionados

  • Antonella Campagnaro Cavagnaro

    Quiero irrr Nahuel Ibaceta