Nuevas variedades de hamburguesas y bebidas son el principal atractivo en tiempos de vendimia.

Lo que empezó como una propuesta netamente gastronómica, con las hamburguesas como protagonistas de la mesa, tomó con el tiempo otros rumbos y más color. Desde su incorporación a la calle Belgrano de Ciudad, Jack House sumó nuevos atractivos a sus burgers exquisitas.

Es reciente la incorporación de dos cervezas artesanales que se suman a las tiradas con las que venían trabajando. Con identidad mendocina, Tramonto y Chachingo, en este último caso el proyecto cervecero de Alejandro Vigil, son las flamantes y frescas bebidas que acompañan la comida. Además, Fatal Wines es la marca joven de vinos que se suma a la carta.

En el menú, dos nuevas variedades de hamburguesas ganan su lugar de favoritas por estos días: la guacamole, «un bombazo» -en palabras del chef-, tiene queso provolone rebozado y frito y un clásico de palta, tomate y cebolla morada. La otra burger estrella y bien argentina es la provoleta: lleva carne, queso, tomate, cebolla asada y chimi churri.

En Jack House las burgers, los lomos, las papas y los hotdogs están bien acompañados no sólo por las bebidas disponibles sino también por el clima ochentoso y de película que tiene el lugar. A estos condimentos se acopla la buena música, una energía amistosa y agradable, y el espacio suficiente para disfrutar de un rico momento al mediodía y a la noche.

Jack House queda en Belgrano 866 de Ciudad. Abre de martes a sábados de 12 a 15 y de 20.30 a 0.30. Los domingos el horario de atención es de 20 a 0.30.

 

Artículos Relacionados