La técnica tailandesa está en Mendoza. Ingredientes naturales y orgánicos se fusionan para que cada persona disfrute de un postre a su gusto y elaborado en el momento.

Los helados en rollo son la novedad de esta temporada y por eso nos acercamos a Thailand Ice, el local ubicado en pleno centro mendocino. Nos atrapó esta nueva técnica que hace disfrutar de los helados de una forma diferente, y es que además de servirlos de acuerdo al gusto personal, son cremas heladas para masticar.

Romina Moya, la propietaria del lugar, es una emprendedora nata que conoció la técnica en el exterior y la estudió para abrir su negocio en Mendoza. Ella es amante del helado y con su producción artesanal le da la oportunidad a los demás de hacerse un postre refrescante único.

Los helados «thai» son elaborados en el momento, a la vista y al gusto del comensal. Y es que cada persona escoge dos ingredientes principales más una salsa, galleta y topics para la decoración. Es decir que rompen con la estructura de los sabores estándares, porque cada uno mezcla según su paladar.

El proceso de preparación se realiza sobre una plancha especial que trabaja a -30°, en la que se unen los ingredientes gracias a la suma de una porción de base láctea. Y el show continúa con un movimiento de espátulas, durante 90 segundos, con el que la mixtura queda como una crema unificada.

La preparación cremosa se estira en una gran capa y con la espátula se hacen los rollos y se colocan en potes o capelinas de elaboración propia. Allí es cuando se suman los agregados de decoración y el helado queda listo para degustar. La porción es abundante y se puede compartir, siempre y cuando la otra persona tenga tus mismos gustos.

Una aclaración más que relevante es que el sabor, el color y la textura de los helados en rollo se los dan los ingredientes que el cliente escoge; entre ellos dulce de leche, chocotorta, bombones, galletas de chocolate, merengue, pulpa de frutas y frutas frescas, «hay algunos fijos y otros que vamos renovando. Nos gusta sumar sabores», revela Romina.

«Un plus de esta técnica es la carga de nutrientes que tienen los helados porque usamos frutas -como la frutilla, banana, ananá y kiwi- que se pelan y manipulan en el momento; no hay agregados químicos, es todo natural. Brindamos la tranquilidad de saber qué se está comiendo», cuenta.

 Si bien en el local se ofrece esta técnica de Tailandia, los hacedores de helados le suman cultura local con, por ejemplo, la opción de una salsa Malbec -elaborada artesanalmente con el vino que nos representa mundialmente- y la incorporación de productos locales de estación como el melón, la uva y la sandía.

Thailand Ice pronto tendrá novedades para celíacos, veganos, diabéticos e intolerantes a la lactosa ya que contarán con una plancha de frío específica para ellos.

Thailand Ice: San Lorenzo y Patricias Mendocinas, Ciudad. Horarios de atención: Todos los días, de 8 a 23.

Artículos Relacionados