El restaurante francés propone experiencias gastronómicas de la mañana a la noche, con almuerzos y cenas variadas, además de recetas frescas para sumarse a la onda liviana de la temporada.   

Cruzar la puerta de Anna Bistró es de algún modo trasladarse a Francia. La música es el primer acompañamiento que posibilita este viaje imaginario. El fluir de los detalles, el culto a la gastronomía vuelto perfume, las flores en las mesas y el espacio con sus jardines y galerías conforman una experiencia, sin dudas, distinta en la Ciudad de Mendoza.

Desayunos, almuerzos, tardes de té, cócteles y cenas dan la bienvenida al visitante en cualquier momento del día y la noche. Pero esta vez, a los platos que para todos los gustos representan un manjar, se suma la mirada puesta en las ensaladas, una opción con distintas alternativas para disfrutar de una comida liviana, rica y abundante, como principal.

Está la César, un clásico con toques propios, que contiene un mix de verdes con pollo salteado, croutones y una salsa a base de mayonesa y anchoas, que va muy bien con una copa de vino rosado. La ensalada de salmón ahumado es otra de las predilectas, con champignones, tomates cherry y una base de hojas frescas. Por su parte, la vegetariana trae hojaldre de queso de cabra, crumble de miel y nuez, verduras y frutas de estación.

Auvergnate se llama la receta con queso azul, nueces y jamón crudo, mientras que la denominada Little Italy es una combinación de bondiola, jamón crudo, frutos secos, frutas frescas y mix de verdes. Así es como con estos y otros platos de mayor cocción, en Anna Bistró y tal como lo expresan sus dueños, «hacer una pausa inmerso en los jardines, disfrutar de una copa de vino y contemplar la música en silencio, es una forma placentera de vivir una experiencia memorable».

Los jugos naturales y cócteles sin alcohol son también ideales para acompañar la salida. En esta primavera con toques franceses, sugerimos probar la tónica Anna, con zanahoria, naranja, limón y jengibre; el Vitaminae, de manzana, zanahoria, limón y jengibre o las limonadas: ya sea la clásica con limón, soda y azúcar, la oriental, que suma jengibre, o la mentolada.

Anna Bistró abre todos los días de corrido desde las 8 y hasta la noche, en Av. Juan B. Justo 161 de Ciudad. Tel.: 4251818; www.annabistro.com