El lugar ubicado en El Challao ofrece una carta variada de combinación de sabores, pensada para clientes que se animen a vivir una experiencia diferente y salir de la coctelería tradicional

Las tardecitas de Mendoza tienen qué sé yo, ¿viste? El sol que se esconde tras las montañas, las luces de la Ciudad que empiezan a prenderse y a dibujar formas extrañas a lo lejos.

Y nada mejor que disfrutar de esas vistas desde un lugar único y con un rico cóctel en la mano. Todo eso es posible en Dolce Vita, el nuevo bar ubicado en la terraza de Lomas Plaza Comercial de El Challao.

Los bartenders Rodrigo Tejada y Jeremías Leiva y la chef Micaela Ramos ofrecen una propuesta completa para todos aquellos que quieran escaparse de la rutina, disfrutar con amigos y que en el centro de esa reunión haya tragos exquisitos y exclusivos. «Esa es la parte dulce de la vida, el compartir con los nuestros», apuntaron, haciendo referencia al nombre del lugar.

El bar que abre de jueves a domingo, desde las 20, se impone en la oferta local por brindar un concepto nuevo de coctelería, en el que se le propone al cliente mayor conocimiento a la hora de ir a degustar una bebida.

«La idea es que la persona venga, se pida un buen trago y que conozca los productos que utilizamos, ya que le explicamos lo que va a tomar. Buscamos que más allá de beber un cóctel, el cliente pueda llevarse la experiencia de probar algo diferente», explicó Rodrigo.

Quienes están parados detrás de la barra saben muy bien qué hacer. Ellos indagan el gusto del visitante, dejan volar su imaginación e improvisan un exquisito trago. Es en función a lo que le gusta al cliente que Rodrigo o Jeremías arman una opción que puede o no estar en la carta.

«Porque lo más importante es que la persona tome algo rico y que vuelva por otro trago», confesaron los bármanes que crearon sus bebidas como el Raíces (a base de vine tinto), Refrescante (con gin Tanqueray) o el Black Cream (con gin, whisky y café).

Claro que los cócteles clásicos también aparecen en la oferta: el Cosmopolitan, Margarita y el Old Fashioned, entre otros.

La carta también propone coctelería de diferentes partes del mundo. De Italia aparece el Negroni o Bellini; de Cuba, el mojito clásico o daiquiris de diversas frutas; de la Polinesia (Tiki), el Bonita Bahía o Swizzle Drink, y de Brasil se puede escoger entre Caipiroska, Caipirinha y/o Caipirissima.

Como recomendado de la carta, Rodrigo Tejada nombró al Ohno-Lulu, un trago Tiki que creó a base de dos rones diferentes con pepino, albahaca, jugo de ananá, de pomelo y de limón. «Son los que tienen más onda. Se basan en almíbares nuestros, en frutas naturales y en rones. La decoración floral es característica en estas preparaciones».

Para comer

El menú de Dolce Vita se extiende con la sección Para picar. Allí aparecen dos tipos de tapas: la de vegetales, con berenjenas, tomates secos, zapallo zucchini, albahaca y diferentes tipos de quesos; y la de carnes, que puede ser de matambre o bondiola de cerdo o lomo, siempre combinadas con distintas salsas.

La gastronomía está a cargo de Don Alonso Grillados Argentinos y está pensada para acompañar la coctelería. «El objetivo es que la gente venga, coma algo relajado, con la mano, y comparta con amigos tomando algo», concluyó Rodrigo.

Artículos Relacionados

1 comments
Maria Soledad Gentile
Maria Soledad Gentile

Vamos!! Vamos!! Vamos!! \U0001f44f\U0001f44f\U0001f44f\U0001f44f\U0001f606 Joaquin Palero