La parrillada de la Alameda dio el puntapié inicial del distrito de arte al aire libre con su muestra «Caminito Mendocino de la Revolución». Enteráte cómo sigue el plan.

Gregoria Matorras es la parrillada de la Alameda que contiene historia en su interior y donde se preparan las mejores carnes al fierro. Pero también es donde se alzó la bandera del arte a cielo abierto. Una apuesta a futuro para que disfruten mendocinos y turistas.

Además de elaborar comida casera y abundante, el restaurante exhibe las tradiciones y los sabores más representativos de nuestra región. Y es que su objetivo es evitar que las memorias del pueblo se pierdan y, también, recordar con alegría a personajes que dejaron su huella en Mendoza.

Para que esto suceda, el maestro Omar Néstor Gasparini intervino artísticamente la esquina de San Martín y Urquiza de la Ciudad, lo que hoy se ve como la primera obra de arte del Paseo Alameda, un verdadero atractivo turístico.

Se trata del «Caminito Mendocino de la Revolución», el puntapié de un proyecto artístico que desde Gregoria se cranea para la zona. Su plan es realizar un «Alameda Art District», es decir, un distrito al aire libre en el que todo se relacione con lo artístico y donde chicos y grandes puedan admirar el arte. La versión mendocina del distrito de arte Wynwood de Miami.

En galerías, restaurantes, paredes, veredas y todos los espacios en blanco de la Alameda serían ideales para que pintores, escultores e intervencionistas locales puedan trabajar libremente y así embellecer la zona histórica de Mendoza.

«El Caminito Mendocino lleva a figuras que caminaron estas calles y que cambiaron la historia para siempre; es la primera obra de este proyecto. Nuestra idea es desarrollar un paseo de exposición artística para toda la familia, que esté a lo largo de todo el circuito sanmartiniano y que conecte con la Nave Cultural y el Área Fundacional», aseguran.

La muestra permanente de Gregoria Matorras incluye esculturas de Carlos Gardel -quien cantó en el balcón de esta casona antigua en uno de sus viajes a la provincia-, de San Martín -quien caminó por la Alameda con su hija Merceditas planeando la liberación de América-, de dos viñateros, un mozo que invita a pasar al local y del letrista Alfredo Le Pera.

En esta parrillada el arte acompaña a quienes escogen comer en su interior o en sus mesitas perfectamente ubicadas debajo de las tipas de la Alameda. Los cortes al fierro son los más elegidos aunque la carta es súper variada e incluye opciones vegetarianas, menú infantil, opciones libres de gluten y almuerzos ejecutivos. Opciones ideales para este 14 de febrero, Día de los Enamorados.

Gregoria Matorras. Dirección: Av. San Martín 1899, Ciudad. Atención: Todos los días, almuerzos y cenas. Reservas: 261 – 614 – 2461.