Lugares descontracturados para una parada gastronómica cuando querés alejarte un poco de la ciudad. 

    Mendoza está repleta de lugarcitos para ir a comer desde platos más elaborados hasta deliciosos sándwiches de jamón crudo y empanadas. Compartimos cinco opciones para el fin de semana.

    Rincón Gieco: parador para relajar y brindar

    En plena Guardia Vieja, en Luján de Cuyo, está este lugar tan pintoresco como desconectado de la vorágine diaria. Es una parada grandiosa para cuando salís en bici o cuando querés recorrer sendas caminando.  Tiene un detalle muy original: mesas sobre el canal de riego para mojarse las «patitas» en verano, además un espléndido deck sobre los viñedos.

    Se trata de un almacén de productos regionales y artesanales que tiene venta de vinos la bodega Gieco y varias opciones de sandwiches buenísimos. Entre panes caseros, los hacen de jamón crudo (oliva, orégano y tomate fresco) o de mortadela con pistacho (más queso gratinado, oliva y tomate fresco) y también vegetariano (zucchinis asados con queso gratinado, oliva y tomate fresco) y vegano. Además, estas opciones pueden ser preparadas con pan celíaco.

    Hay gin, vermut, lemoncello, sidra, licuados, limonadas, conservas, aceites de oliva, dulces caseros, tés, postres y café; se pueden comprar para llevar y también consumir en el lugar. Lo encuentran en las redes como @rincongieco

    Puerta de la Quebrada: puesto al pie del Cerro Arco

    puertadelaquebrada_226558300_960634168054184_7687787800260053335_n

    Esta atracción turística de Las Heras es el punto de encuentro de amantes de la montaña, aquellos que la recorren para contemplar paisajes desde las alturas y también quienes se quedan en sus bases para apreciar sus formas y colores.

    Este puesto es más que un sitio para comer platos criollos y tradicionales como empanadas de carne, sándwiches y pizzas y hasta cerveza artesanal. Es también un museo colmado de anécdotas y objetos de montañistas locales, muchos de los que podés ver allí disfrutando de un excelente momento.

    Abren de lunes a viernes de 12 a 20 y los fines de semana y feriados arrancan con atención a las 09 para que el desayuno sea el mejor de todos. Es un lugar de amigos, lleno de vivencias.Instagram: @puertadelaquebrada

    Whitman: speakeasy en la montaña

    Whitman (3)

    En medio de la montaña abrió un barcito especial, escondido entre los árboles de Potrerillos, con los mejores cocktails de la cordillera mendocina.

    Este speakeasy es un nuevo espacio que propone tragos, espirituosas, fogones, djs y música en vivo. Hace que tus fines de semana y feriados sean más que especiales. Además de sus carta con platitos deliciosos, destacan sus whiskies, bourbon, cognac y gin de autor, ideales para elevar la temperatura en invierno.

    Se debe hacer reserva por Instagram @whitmanmendoza o al número 261-6056941.

    La Juntada pulpería: restaurante de carnes asadas

    la-juntada-pulperia

    Si emprendes viaje por la ruta hacia el Valle de Uco, una parada casi obligada con la familia o tus amigos es esta parrilla de montaña con carta criolla.

    Es un sitio especial que, al ingresar, parecería trasladarte en el tiempo y vivenciar el pasado con todos los objetos y fotografías que adornan el salón. Su ambientación está basada en las raíces de la historia de Argentina.

    Los fuego se preparan para cocinar chivo y costillar a las llamas y también cerdo asado lentamente en horno de barro. Chinchus, morcilla y chorizo a las brasas además de empanadas criollas, pizza casera, ensaladas, escabeches y tabla de fiambres y quesos. Por supuesto, el toque dulce al final de la comida está presente con postres caseros.

    Tiene estacionamiento propio y juegos para los más pequeños, abre de jueves a domingo y está ubicado en Ruta Provincial 92 y Ruta Provincial 94, Vista Flores, Tunuyán. Instagram: @lajuntadapulperia

    Divina Montaña: cafecito entre los cerros

    divina montaña

    Si hay un sitio para ir y volver tantas veces uno quiera es este café ubicado en la ruta de ingreso del lago Potrerillos, aquí proponen desayunos, almuerzos, media tardes y cenas con un toque de montaña.

    La vista al río es increíble como así también sus variadas opciones de pastelería y panadería para acompañar con alguna infusión calentita -o fría, según quiera el comensal-. Si sos team salado, te encantará la picada y sus diversos sándwiches.

    Tienen opciones libres de TACC, ambiente climatizado y no trabajan con reserva. Abren de martes a domingo y feriados. Está en Ruta 82, Km 31, Cacheuta. Instagram @divinamontana