Curiosa, sensible, su mundo es tan ávido de conocimiento como su obra en sí misma. Esta joven artista tiene un inmenso universo para contar

Mariana Barón, cuasi artista visual desde pequeña por su grandioso poder de observación; vive y produce en su casa-taller. Su incursión en el mundo de la cerámica fue al terminar su carrera como artista visual, concentrándose ya en su obra. Así comenzó a producir esculturas con este material. Se vio en la necesidad de explorar en el material para dar comienzo a sus estudios en modelado con la artista Vivian Magis. Actualmente está realizando piezas de porcelana y alpaca a partir de moldes de yeso de su propio cuerpo.

«Peso y vacío son temas que deambulan alrededor de este proyecto. El vacío como componente estructural del ser humano y el peso de la historia familiar se filtra en mi obra».  Mariana está en permanente búsqueda, lo que enriquece aún más su profesión, luego de años de trabajar con la loza, gres y porcelana, actualmente incursiona en el mundo de la orfebrería con alpaca y bronce. Combina sus piezas escultóricas con esta técnica para darle un «peso» mayor.

Estas obras, son piezas de mi cuerpo a partir de moldes de yeso con la técnica del matricero. «Me interesa que el yeso esté en contacto directo con mi piel porque quiero captar la sensación del peso». Esta línea de trabajo está sostenida por la idea, que se mantiene presente en la artista, de revalorizar los oficios.